Recorte

Colonial se desploma un 37% en dos días por la retirada de los fondos de inversión

Los títulos de la inmobiliaria presidida por Luis Portillo retrocedieron más de un 37% en las últimas dos jornadas del año y cayeron más de un 62% en 2007. Los expertos explican sus recortes por el mal momento que está atravesando el sector inmobiliario, el fuerte endeudamiento de Colonial y la limpieza de fin de año de las carteras de los fondos de inversión por parte de sus gestores.

Salida masiva de los fondos de inversión de todo lo que tenga que ver con el ladrillo. Con la llegada de fin de año, los gestores están realizando un lavado de cara a sus inversiones y desinvirtiendo de las compañías más endeudadas y con mayores pérdidas de capitalización.

El elevado endeudamiento del sector y las dificultades para reducir su deuda están provocando que las inmobiliarias apuesten por desprenderse de una parte de sus activos, especialmente de suelo, asegura José Lizán, analista de Nordkapp. Aunque en otros casos se esté desinvirtiendo de sus propiedades internacionales para obtener una mayor liquidez con la que sanear sus cuentas.

Sin embargo, desde el mercado se afirma que pese al fuerte endeudamiento de Inmobiliaria Colonial sus activos son de calidad. Entre ellos destaca un 15% de FCC, del que la compañía podría desprenderse, según fuentes del mercado.

A la caída de un 16,56% durante la sesión del jueves se suma la caída de hoy, donde lideró las caídas tras caer un 25,40%. Un desplome al que poco favorece que Luis Portillo, presidente de la inmobiliaria, haya reducido su participación desde el 40,99% hasta el 40,64%, según consta en la CNMV. Una operación en la que el empresario realizó compró y vendió títulos a entre 2,95 y 3,11 euros por acción, precios todos ellos superiores a la actual cotización de la compañía.

Cayó un 62% en el año

En 2007 los títulos de la inmobiliaria han perdido más de un 62%, un buen motivo para que los gestores de los fondos de inversión ¢vendan a discreción sus títulos¢, asegura Jordi Falgueras de Gaesco. Un barrido para sanear sus carteras que está afectando especialmente a los sectores que más han caído en 2007, es decir, inmobiliarias, constructoras y a la banca doméstica.

Por otra parte, los analistas aseguran que, hasta hace poco, Colonial cotizaba con una prima del 20% por la posibilidad de una operación con Gecina que reluciera su deuda. Todo lo contrario que su sector, por lo que la caída de sus acciones forma parte de un ajuste frente al sector inmobiliario.

No es la única empresa del sector inmobiliario que retrocedió durante la sesión. Los títulos de Urbas perdieron un 8,82%, seguidos de Montebalito, que cayó un 6,91%. Mientras que las acciones de Renta Corporación se depreciaron un 4,40%