Mercados

El Ibex culmina su quinto año de subidas

La Bolsa afronta la última semana del ejercicio 2007 con una revalorización acumulada del 8%, pero atenazada por crecientes dudas sobre el ciclo económico.

Dos años diferentes en uno solo. Ese es el sentir general del mercado sobre 2007. Aunque lo cierto es que la revalorización acumulada hasta junio era de sólo el 5,3% y la Bolsa ya se había llevado dos buenas sacudidas: el desplome del mercado Chino en febrero y el cataclismo inmobiliario simbolizado por Astroc en abril. La diferencia fundamental en la última recta de diciembre es la falta de confianza y el pesimismo. El Ibex gana un 8,08% en el año y, dado que sólo hay dos sesiones más, debería mediar una verdadera debacle para que el índice terminara en negativo. Pero el hecho es que cada vez hay menos término medio en la Bolsa; la renta variable se dirime entre grandes ganadores -Acciona (55,8%) o Gamesa (51,2%)- y perdedores con mayúsculas -Antena 3 (-39,57%) o Colonial (-39,48%)-. De terminar el año en las cotas actuales, éste será el quinto ejercicio consecutivo al alza, pero también el más flojo de los años positivos desde que comenzó a calcularse el Ibex 35 en el año 1992.

La penúltima semana ha vuelto a ser negativa, a pesar del fuerte repunte del viernes. El índice español mejoró un 0,98% en un contexto generalizado de optimismo, motivado por las buenas noticias procedentes de Wall Street. El gasto de los consumidores, que equivale a dos tercios del PIB, ofreció unos datos mejores de lo esperado; la noticia de que Merrill Lynch recibirá una inyección de 5.000 millones de dólares; las buenas expectativas de resultados en la industria tecnológica y el compromiso de la Reserva Federal de suministrar toda la liquidez que haga falta apuntalaron el cuadro alcista. Estas noticias han permitido que el balance global sea positivo en la semana también para los mercados de Estados Unidos, gracias a la positiva sesión del viernes. El Dow subió ayer el 1,55% y el S&P 500 el 1,67%. En la semana el alza fue del 0,831% y del 1,125%, respectivamente.

Pese a todo, el tirón de Wall Street no ha bastado para dar ánimos a la Bolsa española. El selectivo cerró el conjunto de las cinco sesiones con un retroceso del 1,84%, en la que es su segunda semana consecutiva en pérdidas. Con ésta, son ya 21 las semanas que el Ibex ha cerrado en números rojos, algo menos de la mitad del conjunto del ejercicio, lo que da una idea de lo difícil que está siendo el año.

Las pérdidas no son exclusivas del mercado español. De hecho, esta semana también ha sido negativa para el Cac de París, que se ha dejado un 0,05% y para el S&P MIB de Milán, que ha caído un 1,77%. El Euro Stoxx ha cerrado en tablas, mientras que el Footsie de Londres ha mejorado un 0,58% y el Dax de Fráncfort, un 0,68%.

El efecto de la 'hora bruja'

A expensas de sorpresas de última hora, las aventuras del ejercicio bursátil 2007 están prácticamente concluidas. El viernes tuvo lugar el último de los actos del folclore tradicional del parqué, la llamada cuádruple hora bruja. Es un momento de gran volatilidad, que tiene lugar cuatro veces al año. Es el día que se da el vencimiento de los futuros y opciones sobre acciones y sobre índices y se renuevan o se abren nuevas posiciones. Para muchos gestores es la última oportunidad del año para tratar de cuadrar el balance y cerrar las carteras con unos buenos rendimientos, algo que en 2007 ha sido especialmente necesario.

En el mercado español, el movimiento fue de tal calibre que en el mercado continuo se negociaron más de 12.700 millones de euros, casi el triple del volumen habitual de negociación de la Bolsa. Todo eso en un día marcado por la fuerte recuperación de Sacyr Vallehermoso (6,44%), un valor estrecho y propenso a fuertes oscilaciones, y de valores como Cintra (3,26%), Acciona (2,81%), Mapfre (2,61%) y, sobre todo, Telefónica (2,08). El elevado tamaño de mercado de la operadora (más de 107.500 millones de euros) hace que su subida fuese la más determinante para el cierre positivo de la sesión.

El desplome de los pequeños valores

En momentos de incertidumbre como los actuales, los expertos están recomendando apostar por valores sólidos y de gran capitalización. La rotación de activos ya se está dejando notar en el mercado. Esta semana ha sido particularmente negativa para los pequeños valores. Los índices Ibex Medium y Small Cap, que siguen a las empresas medianas de la Bolsa española, han registrado descensos medios superiores al 4%, más del doble que el Ibex 35.

En el detalle, las pérdidas son mucho más abultadas, con caídas importantes en empresas como Avánzit, que se ha dejado un 33,3% o Astroc, que ha perdido un 33,1% de su valor en Bolsa. Los inversores que hayan apostado por firmas como Sniace (-16,67%), Vueling (-15,5%) o Zeltia (-12,6%) también se habrán llevado un disgusto. Es el momento en que acertar en Bolsa marca la diferencia.

El reto de animar el crecimiento sin que la inflación se desboque

El tiempo pasa y el BCE sigue con el mismo problema sin resolver: cómo estimular la economía sin que la inflación termine fuera de control. La economía de la eurozona parece abocada una desaceleración cuyo grado de intensidad aún se desconoce. La crisis global de liquidez induce a bajar el precio del dinero -una medida estéril mientras no se reduzcan las primas en los tipos interbancarios- pero el repunte de la inflación invita a lo contrario.

Firmas como Credit Suisse pronostican un crecimiento del PIB del 1,5% en Europa, frente al 2,5% que se espera como cierre de este año. El tipo de cambio efectivo del euro -la cotización frente a los mayores socios comerciales- ha subido más de un 40% en los últimos siete años, poniendo en peligro la competitividad del sector exportador. Ahora, el BCE se ha apresurado ha inyectar liquidez a espuertas, el pasado martes subastó con éxito 348.000 millones a un tipo del 4,21%, dentro del plan anunciado unos días para garantizar la liquidez del sistema interbancario hasta el cierre del año.

La siguiente reunión de la autoridad monetaria europea tendrá lugar el próximo 10 de enero. Será un momento crucial para empezar a dilucidar los pasos de la política del BCE. Hace doce meses, los expertos pronostican que el banco central llegaría a elevar los tipos de interés hasta el 4,5%. A medida que el panorama se ha ido estropeando, el BCE ha tenido que reorganizar su estrategia y de momento a puesto freno a la política restrictiva en el 4%.

El mercado empieza a apostar por una rebaja inminente de los tipos, bajo la premisa de que el BCE no podrá evitarse verse arrastrado por los progresivos recortes de la Fed. Pero el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ya se ha encargado de enfriar los ánimos, recordando la creciente presión inflacionaria. El objetivo oficial de estabilidad de precios fija la evolución del IPC en un límite del 2%. El IPC armonizado de la zona euro está en el 3,1% y en España, en el 4,1%.

Los de más potencial

Ferrovial. Un recorrido adicional del 67,3%. La diversificación gusta. Los expertos reconocen que el sector lo tendrá difícil en 2008 pero encuentran que la compañía aún tiene recorrido hasta los 85,1 euros, según los datos recopilados por JCF, lo que implica un potencial de revalorización del 67,3%, el más alto del Ibex gracias en buena medida al castigo del 31,2% sufrido este año.

FCC. Sufre un severo castigo. FCC ha entrado en caída libre desde el máximo anual que alcanzó en febrero. La constructora es una de los menos endeudadas y con mejores ratios del sector pero eso no ha impedido que sufra la ira vendedora. En el año pierde un 33,1%. El precio objetivo medio está en 77 euros, un precio un 49% superior al cierre del viernes.

Cintra. Catalizadores a su favor . Cintra también está en la lista de valores del Ibex con más potencial de revalorización, un 30% sobre el precio objetivo medio del consenso. El descenso de la rentabilidad de los bonos, potenciales concesiones en 2008, subidas de precios en la autopista ETR-407 y la ausencia de incertidumbres por nuevos proyectos son algunos catalizadores a su favor.

BBVA. Víctima del momento del sector. El rechazo que genera el sector bancario en el momento actual ha dado de lleno a la cotización de BBVA. El banco pierde el 8,4% en lo que va de año a pesar de su nula exposición a la crisis subprime. El valor está en entre los preferidos por los expertos de cara a 2008 y tiene un potencial de revalorización del 27,5% respecto a su precio objetivo.

ACS. Buenas inversiones estratégicas. Aguanta el temporal. El valor estratégico de las inversiones de ACS en Abertis, Iberdrola, Unión Fenosa y Abertis gustan en el mercado y dan visibilidad a la acción. En el año cae el 3,9% y tiene un potencial de revalorización del 31,6% respecto a los precios objetivos del consenso recopilados por JCF.

Factores a tener en cuenta para 2008

1 El Ibex va camino de cerrar el quinto año consecutivo de subidas por segunda vez en la historia. Los ciclos no son eternos y ante las incertidumbres que planean sobre los mercados el espacio para sorpresas negativas crece por momentos.

2 La crisis subprime aún no ha visto el fin y su resolución es una de las principales claves para 2008. La normalización del mercado interbancario resultará decisivo para el devenir de los mercados. Queda por ver el impacto final de la crisis en la economía y la situación real de la banca una vez se auditen las cuentas a final de año.

3 Desaceleración económica o recesión en Estados Unidos. La mayoría de los expertos se decanta por la primera opción para 2008, un escenario que encuentran compatible con otro ejercicio de ganancias bursátiles moderadas.

4 Las subidas en bloque se han terminado. Este ejercicio los inversores han hecho apuestas muy específicas, algo que se prevé vuelva a ocurrir en 2008. Los valores grandes, muy líquidos con negocios estables, ingresos recurrentes, poca deuda y alta rentabilidad por dividendo son los favoritos de los expertos para el próximo ejercicio.

5 El petróleo puede convertirse en uno de los apoyos para el mercado el próximo ejercicio. Los expertos prevén una importante caída del precio, que actualmente está por encima de los 90 dólares.