Valores

La banca española, ante la madurez del ciclo crediticio

Goldman señala su preferencia por grandes entidades.

Tras un periodo de deslumbrante crecimiento, ahora llega la época de las vacas flacas para el sector bancario; la razón fundamental es la desaceleración del otrora pujante negocio crediticio. Así lo ve al menos Goldman Sachs: 'Lo que le espera al negocio de banca minorista es un periodo de crecimiento de volúmenes más bajos', afirma la entidad en un informe divulgado ayer.

Tras una revalorización del 140% en siete años, el mercado inmobiliario ha entrado en franco retroceso y con él, todo el negocio de créditos hipotecarios. En los últimos cuatro años, el préstamo hipotecario ha crecido un 115% hasta rebasar los 562.000 millones -más de la mitad del PIB nacional- según datos del Banco de España. Todo indica que la euforia se desinfla y, en esa línea, Goldman Sachs aconseja 'favorecer bancos diversificados globalmente, frente a los de negocio doméstico'.

En la lista de la compra de la entidad estadounidense, BBVA figura destacado con la etiqueta de 'fuerte convicción de compra'; Santander también goza de consejo de compra, mientras que Bankinter, Popular y Sabadell reciben la calificación de neutral.

Las posibilidades de operaciones corporativas, el impacto en los márgenes del reciente ajuste del euríbor y la evolución del mercado de préstamos serán los elementos fundamentales para valorar un sector que afronta el declive de un ciclo resplandeciente.

1 El 'caso Bankinter'. 'Después de que Crédit Agricole comprase una participación en Bankinter un 19,53% y otros accionistas comunicaran su interés por incrementar su participación, la probabilidad de que Bankinter sea objeto de una opa se ha incrementado bruscamente, lo suficiente como para justificar los actuales niveles de valoración', reconoce Goldman Sachs. El primer accionista de Bankinter, Jaime Botín, ha declarado la guerra a Crédit Agricole. En un mes, el banco subió un 50%, aunque desde los 14,6 del pasado día 3, el valor ha perdido más de un 11%. Bankinter cerró ayer a 12,95 y Goldman le da un potencial al alza del 5%.

2 Euríbor al alza. La tasa a 12 meses del Euríbor (euro interbank offered rate) ha pasado desde enero hasta hoy del 3,99% a un máximo del 4,885% la semana pasada. Aunque ahora se ha moderado hasta el 4,7%, el impacto sigue siendo notable. 'Esta situación se trasladará a menores oportunidades de negocio, ya que endeudarse sale más caro, y a unos menores ingresos', afirma la compañía de calificación DBRS. Esta firma calcula que si los intereses de cuotas hipotecarias alcanzase el 6,4% -partiendo de la base de Euríbor más 75 puntos básicos- la carga de la deuda se aproximaría al 40% de la renta media disponible de los hipotecados en 2005, 2006 y 2007.

3 Los préstamos concedidos han bajado rápidamente de ritmo. Goldman Sachs pone sobre la mesa los datos: en el caso del Popular, los créditos crecieron un 21,8% en 2005; un 16,7% en 2006 y lo harán un 13,2% este año; según Goldman, el Popular puede despedirse de crecimientos a dos dígitos al menos hasta 2011. En el Sabadell, la evolución es del 21,5% a 33,6% en 2006 y ahora un 14,1%. En Bankinter la trayectoria es: 38,7% en 2005; 20,9% y 18,3%. La conclusión es que los tiempos han cambiado y cuanto más se tarde en asumirlo, más negativo será el impacto.