Tecnología

El canon digital sale adelante pese a la oposición del PP

Definitivamente habrá canon digital. El Congreso rechazó ayer la enmienda aprobada por el Senado en la que instaba al Gobierno a eliminarlo en el plazo de un año. Pero la polémica no ha concluido. El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha prometido que si gana las elecciones generales de marzo promoverá la supresión de este gravamen que busca compensar a los autores por la copia privada.Mariano Rajoy promete su eliminación si el PP gana las elecciones

Ayer fue un día de grandes tensiones. En el interior y los alrededores del Congreso de los Diputados se dieron cita figuras del mundo del cine y las artes como Alex de la Iglesia, Elías Querejeta o Alejandro Amenábar, y detractores del canon digital. Había nervios. No era para menos. Los partidos políticos debían votar la enmienda presentada por Entesa Catalana y aprobada por el Senado el pasado día 11 de diciembre que pedía la supresión en el plazo de un año del nuevo canon digital, que graba a los móviles, los MP3 y MP4, las memorias USB y los discos duros externos, entre los nuevos dispositivos afectados por esta tasa.

Todos trataron de enviar sus últimos mensajes a los diputados en busca de nuevos apoyos. Pero, al final no saltó la sorpresa, y el Congreso rechazó la enmienda con los votos de PSOE, CiU, Izquierda Unida y la Chunta Aragonesista. Sólo votaron a favor de la enmienda el PP, ICV, Coalición Canaria y los dos diputados de Los Verdes adscritos al grupo parlamentario socialista. ERC, PNV y BNG, se abstuvieron.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lograba así salvar in extremis el punto más polémico de la Ley de Medidas de Impulso a la Sociedad de la Información (LISI), aprobada ayer. Así las cosas, el ejecutivo tampoco se verá obligado a modificar la Ley de Propiedad Intelectual, como solicitaba la citada enmienda. Aunque todo podría cambiar si se produce un cambio político en las próximas elecciones de marzo.

Mariano Rajoy, el líder del PP, se comprometió ayer en su página web a suprimir el canon digital si se impone su partido en los comicios. 'Quedan 80 días para eliminar el canon', rezaba la web del líder popular. Precisamente, esta postura fue calificada de 'oportunista y electoralista' por Diego López Garrido, portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, durante su comparecencia previa a la votación, en la que también recordó que el PP había votado en 2006 a favor del canon durante la anterior tramitación de la LISI en la Cámara Baja.

También el propio Gobierno ha planteado ciertas incógnitas. El miércoles, el ministro de Industria, Joan Clos, dejaba la puerta abierta a una posible sustitución futura del canon digital por otras fórmulas destinadas a la retribución por copia privada más consensuadas por todos los implicados. Tampoco hay que olvidar la dura negociación, por falta de acuerdo, entre los ministerios de Cultura (más favorables a las peticiones de las sociedades de gestión de derechos de autor) e Industria (más afín a los intereses de las compañías tecnológicas y a los internautas).

En este contexto, la SGAE manifestó ayer su 'satisfacción' por la aprobación de la compensación por copia privada y 'agradeció' el apoyo de los partidos que la han respaldado. Pero, los críticos, con la plataforma Todoscontraelcanon a la cabeza, siguen dispuestos a impugnar la medida, que se prevé que arranque en enero de 2008 y a la que consideran 'indiscriminada y anticonstitucional'. Ahora la duda es saber si los partidos rentabilizarán en las urnas sus posiciones. La quiniela abierta plantea qué grupo político logrará captar más apoyos de cara a las elecciones. López Garrido bromeó con que el PP está buscando votos 'desesperadamente' -hay 1,5 millones de personas que se han manifestado contra el canon- y otros observadores criticaban al PSOE por querer asegurarse los votos que pueden arrastrar los rostros populares del mundo de la cultura.

Novedades introducidas por la nueva ley 115 CiU IU-ICV

Aunque el canon digital acaparó toda la atención pública, la Ley de Impulso a la Sociedad de la Información aprobada ayer por el Congreso incluye novedades importantes. Por ejemplo, obliga a las grandes empresas que presten servicios considerados como de especial trascendencia económica (electricidad, agua y gas, telecomunicaciones) a facilitar un medio de interlocución telemática con sus clientes para mantener relaciones de carácter contractual, efectuar reclamaciones y ejercer sus derechos de acceso, rectificación y cancelación en materia de protección de datos.

La Ley también establece que el Gobierno o las Comunidades Autónomas con competencias elaborarán un plan para la generalización del uso de la factura electrónica; fija que los proveedores de acceso a internet deberán informar a sus usuarios sobre medios técnicos para la protección frente a los problemas de seguridad en la red, y señala que la autorización de la restricción de páginas de internet, cuando ésta afecte a los derechos y libertades de expresión e información, sólo podrá ser ejercida por los órganos jurisdiccionales competentes.

La LISI también obliga a Industria a planificar frecuencias para la gestión individual del servicio de televisión local de proximidad por parte de entidades sin ánimo de lucro. Y dictamina que el Gobierno deberá impulsar la mayor cobertura de la banda ancha posible.