Euríbor

La hipoteca media sube el 0,4% y ratifica el ajuste de precios

El importe medio de las hipotecas alcanzó 166.711 euros en septiembre, un 2,4% inferior al dato de agosto y apenas un 0,4% más que hace un año. Estas cifras parecen ratificar el ajuste de precios que arrojan las estadísticas oficiales.

El importe medio por hipoteca constituida alcanzó 166.711 euros en septiembre, un 2,4% inferior al registrado en agosto de 2007. En dicho mes, este indicador también bajó un 2,3% mensual. Los dos descensos seguidos parecen confirmar el parón de los precios de la vivienda. En todo caso, de momento, en datos interanuales, el importe medio de las hipotecas registra en la práctica un estancamiento del 0,4%.

Atendiendo sólo a las hipotecas constituidas sobre viviendas, según los datos que ayer publicó el INE, el importe medio alcanzó 150.328 euros, un 3,5% más que en septiembre de 2006 y un 1,3% inferior al de agosto pasado. Esta caída es la primera desde junio.

El valor total de las hipotecas constituidas sobre fincas urbanas también está en descenso. En septiembre superó 23.386 millones de euros, lo que supone un descenso interanual del 7,1%. En viviendas, el capital prestado rebasó los 15.584 millones, un 7,3% menos que en septiembre de 2006.

Así, el mes pasado se suscribieron un total de 147.155 hipotecas en toda España, de las que algo más del 70% (103.671) fueron sobre viviendas. El número total de préstamos con cambios en sus condiciones es de poco más de 29.000, lo que supone un crecimiento anual del 25,2%, porcentaje significativamente más bajo que el de meses anteriores. La mayoría de los cambios se producen por modificaciones en las condiciones dentro de la misma entidad. Más de la mitad registran modificaciones en los tipos de interés. Como ya es habitual, las cada vez más escasas hipotecas con un tipo de interés fijo optaron por cambiar a tipo variable. Entretanto, las subrogaciones al deudor siguen registrando fuertes avances, del 33,6% anual. Las cancelaciones registrales de hipotecas ascendieron a 65.342, lo que representa un 3,3% anual menos.

Cuatro millones de viviendas nuevas

El Grupo 14 Inmobiliarias por la Excelencia, conocido como el G-14, estima que la demanda de viviendas para los próximos nueve años superará los cuatro millones de unidades.

Para dar cumplimiento a esta estimación, será necesario construir unas 454.000 nuevas casas cada año hasta 2015.

La evolución demográfica es el factor principal a la hora de establecer previsiones de demanda de vivienda. Según estas perspectivas, para el periodo 2007 a 2015, el incremento de la población será de un 9,7% acumulado, esto es, unos 4,3 millones de habitantes, de tal forma que este grupo prevé que el parque de pisos crecerá igual que el número de nuevos habitantes. Respecto al cada vez mayor esfuerzo que los ciudadanos deben hacer para acceder a una vivienda, el G-14 considera que éste se moderará. Así, predicen una mejora de la accesibilidad, ya que el precio de la vivienda ha dejado de aumentar y 'los tipos de interés muestran una senda estable o descendente'. Una situación a la que también ayudará la creación de empleo y la mejora del nivel de renta de las familias.