Gobierno

España apoya medidas contra el cambio climático que no penalicen el desarrollo turístico

España se mostró hoy a favor de que las medidas que adopte la Organización Mundial del Turismo para mitigar los efectos del cambio climático no penalicen el desarrollo turístico, señaló hoy la secretaria general de Turismo, Amparo Fernández.

La organización respalda la solución formulada por la Comisión Europea con el fin de que se incluya el transporte aéreo en el mecanismo general de limitación e intercambio de los derechos de emisión para los años 2011-2012.

La reducción de los vuelos que esta medida conlleva podría tener un impacto negativo en el crecimiento económico del mundo en desarrollo, así como para los destinos periféricos.

España tiene un compromiso firme de su Gobierno con toda la estrategia de desarrollo sostenible y de mitigación y adaptación al cambio climático, pero pide que las acciones que se adopten en esta materia no perjudiquen el desarrollo de muchos países que basan en el turismo la posibilidad de mejora económica y social, indicó.

En opinión de Fernández, que asistió a la XVII Asamblea General de la OMT en la ciudad caribeña de Cartagena, también es importante considerar la situación de destinos como España y dentro del país de los insulares, para los que el turismo representa una ¢importantísima¢ aportación económica y que, además, tienen una gran dependencia del transporte aéreo.

El debate que se produjo hoy en la asamblea en este sentido ha concluido con una resolución que va a tener en cuenta la necesidad de buscar un equilibrio entre el firme compromiso de los países representados en la organización por reducir los impactos que sobre el medioambiente tiene la actividad turística y la lucha contra la pobreza.

Equilibrio necesario

Según Fernández, dicho equilibrio es necesario para que la industria turística siga desarrollándose y siga proporcionando la riqueza y el bienestar que aporta a todos los países miembros de la OMT, y muy especialmente a aquellos que se encuentran en vías de desarrollo o ubicados en zonas periféricas.

La secretaria general del Turismo explicó que se han planteado algunas medidas referentes al ámbito europeo que tienen que ver con la gestión del tráfico aéreo.

Una gestión de lo más eficiente posible del tráfico aéreo, que se podría lograr con mantener menos tiempo en tierra los aviones, operar con factores de carga más altos o la reducción de las frecuencias en las rutas menos demandadas, permitiría una importante reducción de la emisión de gases invernadero.

Por su parte, desde el ámbito de países más alejados, se han planteado medidas que hablan de soluciones compensatorias, donde países industrializados podrían compensar por sus emisiones de gases a los menos desarrollados que contaminan menos.