Construcción

Eiffage rechaza buscar un comprador para el 33% de Sacyr

La constructora francesa Eiffage no intervendrá en la búsqueda de un comprador para la participación del 33,3% de la compañía gala que controla Sacyr Vallehermoso. Sus directivos también descartan una solución extrajudicial que abra la puerta de salida a la española y suponga un intercambio de activos por acciones.

La cúpula de Eiffage, presente el viernes en Perpiñán (Francia) para la inauguración del túnel del AVE bajo los Pirineos, ha tomado la palabra al presidente de Sacyr, Luis del Rivero, cuando habla de la posible venta del 33,3% que controla en la sociedad gala. La marcha 'cuanto antes' de la firma española de su accionariado sería 'la mejor solución' para el litigio que enfrenta a ambas en los tribunales de París, según Benoit Heitz, consejero delegado de Eiffage.

Pero Sacyr no debe esperar una colaboración especial al otro lado de los Pirineos. El presidente de la constructora francesa, Jean Françoise Roverato, ha aclarado en un encuentro con medios de comunicación que su empresa, opada por Sacyr y en pleno proceso judicial, está obligada a mantener una posición de pasividad y no buscará un caballero blanco para facilitar la marcha.

Los franceses han dejado claro que no hay margen para un acuerdo extrajudicial ante las informaciones que hablan del interés de Sacyr en intercambiar autopistas de Eiffage por su participación del 33,3%. 'La legislación francesa nos obliga a mantenernos en APRR firma que se adjudicó la privatización de las autopistas galas, participada al 51% por Eiffage durante ocho años y medio. Quien quiera esas carreteras debe comprar Eiffage', sentencia Benoit Heitz.

Sacyr e Eiffage esperan para marzo de 2008 una resolución de la Corte de Apelación de París respecto a qué condiciones deben regir la oferta pública de adquisición lanzada por la compañía que preside Del Rivero. La opa lanzada en abril fue rechazada antes del verano, en la formulación de canje de acciones, por el regulador del mercado financiero galo (AMF), en una decisión recurrida por Sacyr.

El propio equipo jurídico de Eiffage valora que la opa de una tercera entidad, o la venta de la participación de Sacyr, pondrían fin al litigio, pero Heitz matiza que 'la actual tormenta financiera dificulta la llegada de una oferta'.

TP Ferro tendrá que esperar hasta 2009

El consorcio formado al 50% por Eiffage y ACS para la construcción y gestión de la línea de alta velocidad entre España y Francia, TP Ferro, espera entre el lunes y martes una carta clave remitida por los Gobiernos español y francés, según fuentes de Eiffage. En ella debe quedar sentado un principio de acuerdo sobre el modelo de compensación por el retraso del AVE. Pero aún es pronto para hablar de cifras. La compañía estima que concluirá las obras del tramo Figueres-Perpiñán, que incluye un túnel de 8,2 kilómetros bajo los Pirineos, en febrero de 2009. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, dijo el viernes a pie de obra que la alta velocidad llegará en 2010 a ese tramo y que sólo a la conclusión de las actuaciones de TP Ferro se podrán fijar las indemnizaciones. En Eiffage se valora en 80 millones la compensación si el retraso llega a 2012.