Campaña de hostigamiento

La CE defiende con cifras la escisión de la red eléctrica

El comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, respondió el viernes con cifras a la campaña de hostigamiento lanzada por Alemania contra sus planes de escisión de la red eléctrica. 'La propuesta es más necesaria que nunca', aseguró en un comunicado el comisario. Y recordó que 'los beneficios de las compañías de gas y electricidad en la UE se han doblado o triplicado en un momento en que los ciudadanos se encuentran con facturas cada vez más elevadas'. Piebalgs se pregunta si esa evolución 'sería posible si esas compañías se enfrentasen a una competencia efectiva'.

La airada respuesta del comisario llega después de que las compañías alemanas y, en particular, Eon, se hayan revelado contra la intención de Bruselas de obligarles a deshacerse de su red de transporte. 'Siempre se está hablando de Rusia, pero la verdadera amenaza para el sector energético viene de la Comisión Europea', se quejó la semana pasada Wulf Bernotat, consejero delegado de la compañía alemana.

Berlín también parece haber movilizado a los eurodiputados alemanes para intentar frenar un proyecto legislativo que cuenta con el apoyo decidido de España, Reino Unido. La estrategia parece centrarse en cuestionar el estudio de la CE sobre el impacto económico de la iniciativa.

Funcionarios del departamento de Piebalgs defendieron ayer en una rueda de prensa las conclusiones de su estudio. Y aseguraron que la escisión de la red, según sus datos, aumenta la inversión de los operadores, reduce las tarifas eléctricas (sobre todo, para los hogares) y merma la cuota de mercado de las compañías dominantes. Quizá éste sea el problema.