Vivienda

El Gobierno financiará hasta el 70% del seguro contra impagos del alquiler

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, anunció el viernes que los propietarios que alquilen casas vacías podrán ahorrarse hasta un 70% en el seguro por daños e impagos ocasionados por el inquilino. Los detalles sobre las coberturas de la póliza, que será promovida por la Sociedad Pública del Alquiler (SPA) se darán a conocer el próximo jueves.

El Ejecutivo quiere fomentar el alquiler frente a la compra de vivienda y para ello está dispuesto a acabar con dos de las principales reticencias de los propietarios: el impago o los desperfectos en la vivienda.

Con ese objetivo, la ministra de Vivienda, Carme Chacón, anunció que los propietarios que decidan alquilar una vivienda vacía podrán ahorrarse hasta un 70% en el seguro multirriesgo de su inmueble gracias a una nueva iniciativa, llamada 'sello alquiler seguro', que gestionará la Sociedad Pública del Alquiler (SPA) y será presentada la próxima semana. Las bonificaciones se aplicarán a todo tipo de viviendas sin necesidad de que estén inscritas en la SPA.

Hasta ahora, este tipo de seguros había sido comercializado en exclusiva por las aseguradoras privadas y había tenido muy poca aceptación entre los propietarios de viviendas vacías por el alto coste que representaba. Un buen ejemplo lo ofrece la aseguradora Mapfre que, bajo la denominación protección de alquileres, ofrece una póliza multirriesgo por 483 euros al año para una vivienda cuyo alquiler ronde los 600 euros mensuales. El seguro ofrece coberturas de impago desde la primera comunicación (garantiza la renta durante doce meses), coberturas de daños por actos vandálicos hasta un máximo de 3.000 euros y un servicio de defensa jurídica gratuita.

Se aplicarán a todas las viviendas, sin que sea necesario que figuren en la Sociedad Pública de Alquiler

No obstante, Chacón rebajó de forma sustancial el coste de esos seguros. En una entrevista en Antena 3, la ministra de Vivienda calculó que el coste de la póliza para el propietario de una vivienda de 70 metros cuadrados 'pasaría de 170 a 55 euros'.

El anuncio realizado por Chacón responde a uno de los compromisos adquiridos en el Plan de impulso del alquiler, presentado en septiembre, cuyo principal objetivo es impulsar el alquiler frente a la compra de vivienda.

Entre las medidas destacaba la concesión de una subvención de 6.000 euros para todos aquellos propietarios de casas vacías que pongan las suyas en alquiler. La principal modificación para la concesión de estas ayudas, que ya estaban incluidas en el anterior Plan de Vivienda, es que se ha eliminado los límites de superficie, renta o uso de la subvención.

El plan incluye otras medidas que afectan a los promotores, como subvenciones de entre 6.000 y 11.700 euros para aquellos que promuevan vivienda de alquiler protegido al menos durante diez años, o a los inquilinos, que podrán optar por una deducción fiscal del alquiler, similar a la que pueden optar los compradores, o percibir una ayuda de 210 euros al mes, siempre y cuando tengan entre 22 y 30 años y unos ingresos inferiores a 22.000 euros brutos anuales.

No obstante, otras medidas incluidas del plan han tenido que ser pospuestas hasta la próxima legislatura. Es el caso de la agilización de los desahucios, que preveía acortar de cuatro meses a quince días el tiempo necesario para presentar una demanda.

Madrid ofrecerá hipotecas baratas a las casas ecológicas

La consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Beatriz Elorriaga, anunció el viernes en Valencia que la comunidad está negociando con diversas entidades bancarias la posibilidad de ofrecer hipotecas con tipos de interés más bajos a los propietarios de viviendas que se ajusten a determinados estándares de eficiencia y ahorro energético.

En la séptima edición de la feria inmobiliaria Urbedesarrollo, Elorriaga anunció que ademas se podrán beneficiar de esas rebajas las nuevas viviendas bioclimáticas o aquellas que apliquen el plan de renovación del parque de calderas.

Con estas iniciativas, la Comunidad de Madrid pretende reducir en 4,5 millones de toneladas la emisión de dióxido de carbono en 2012, de los que 1,5 millones de toneladas dejarían de emitirse a través de la mejora de la eficiencia energética.