Banca

Sabadell descarta compras en dos años en España

El presidente de Sabadell, José Oliu, cree que es prácticamente imposible comprar un banco en España en este momento. Por ello, y ante la incertidumbre del sector financiero en los dos próximos años, el banco opta por fortalecerse, frente a su objetivo anterior de ganar dimensión.

Esperar y ver, y mientras, mejorar la eficiencia. El plan a dos años de Sabadell, denominado Optima 09, 'nos permitirá prepararnos para dar otro salto en nuestro posicionamiento estratégico. Hoy somos un gran banco, pero queremos ser el mejor'. Ese fue ayer el principal mensaje que lanzó Oliu a los 375 ejecutivos del grupo que se dieron cita por la mañana en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona en su anual convención de directivos. Este número de ejecutivos se amplió por la tarde a 2.400.

El banquero aseguró a los presentes que el reto para los dos próximos años es mejorar la eficiencia del grupo, para situarla en el 37,5%. Y será posteriormente cuando el banco vuelva a plantearse su expansión en España.

En el grupo consideran que 2008 y 2009 serán años inciertos para el sector y prefieren ser prudentes. Por ello, Oliu fue tajante al asegurar ante este auditorio que crecer con compras en España es muy difícil en estos momentos no entra ahora en sus planes.

Sabadell ha estado coqueteando con Bankinter desde hace un año, pero fue al inicio del verano cuando el empresario indio Ram Bhavnani, que poseía el 14,9% de Bankinter, intensificó los contactos para vender su paquete. Pero tras su enajenación a Crédit Agricole las posibilidades de Sabadell parece haberse esfumado.

'Tras 10 años centrados en el crecimiento y la consecución de una mayor dimensión y una posición más competitiva, en los próximos dos años el banco se focalizará en la productividad y la eficiencia', recalcó Oliu.

El banquero, de cualquier forma, no renuncia a crecer inorgánicamente fuera de España. Estados Unidos, donde Sabadell cuenta ya con una pequeña entidad con siete oficinas, y México, en el que controla el 20% del Banco del Bajío, son países en los que Sabadell tiene intención de seguir creciendo, incluso con compras.

En el caso de Estados Unidos su proyecto pasa por subir el número de sucursales con las que operar. Y en México su idea es, si puede, aumentar su participación en Bajío. Pero el nuevo escenario en el que Sabadell se va a estrenar es en Portugal.

Está a la espera de que se resuelva la opa de BPI sobre BCP, en el que es socio y con el que tiene un acuerdo de no agresión en sus respectivas regiones. Sabadell ya tiene planes de entrar en unos meses en este país con una sucursal operativa en Lisboa especializada en empresas, como primer paso, y así lo transmitió a sus directivos.

Portugal es ahora el objetivo de expansión que más interesa a Sabadell en los próximos meses. Siempre ha querido tener presencia allí.

Los asistentes al acto destacaron ayer la intervención del consejero delegado Jaime Guardiola, quien al no llevar 100 días en el banco se permitió el lujo, según bromeó, de criticar lo que consideraba algunos defectos en la gestión del banco.

La frase

José Oliu, Presidente de Banco Sabadell: "Tras 10 años centrados en conseguir una mayor dimensión, en los próximos dos el banco se focalizará en la productividad y la eficiencia"