Ahorro

La zona única de pagos ahorrará 10.700 millones a la banca en 10 años

La zona única de pagos europea, o SEPA por sus siglas en inglés, ahorrará al sector financiero 10.700 millones de euros hasta 2016. Pasada esta fecha, la banca obtendrá una reducción de gastos de entre 2.700 y 4.500 millones al año. Así lo afirma un estudio elaborado por la firma británica PSE Consulting publicado en el último número de la revista European card review.

En el sector de los medios de pago no han faltado los informes que aluden al elevado precio que supone esta iniciativa promovida por la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Así, se estima que su coste oscilará entre 8.000 y 13.000 millones de euros.

Con SEPA, las autoridades comunitarias tratan de igualar todos los sistemas de pago minorista en euros y no limitar la unidad monetaria, como hasta ahora, al entorno del efectivo. En el área única de pagos también participan, no obstante, Estados que no han adoptado la divisa común.

PSE considera que todos los países se beneficiarán de la llegada de SEPA, si bien apunta que los mayores mercados (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) serán los responsables del 70% de la reducción de costes.

Los instrumentos de pago que permitirán mayores ahorros serán las domiciliaciones (800 a 1.200 millones de euros), las tarjetas de débito (500 a 800 millones) y las transacciones a crédito (400 a 700 millones). En el extremo opuesto, los que tendrán una menor incidencia serán las operaciones de comercio electrónico y los cheques.

'SEPA generará en el sector bancario europeo importantes oportunidades para alcanzar economías de escala. Permitirá a las entidades que operan en varios mercados consolidar sus operaciones realizadas en los servicios centrales', afirman los autores del estudio encargado por First Data.

La consultora londinense calcula que los bancos pequeños obtendrán, pasado 2016, un ahorro de entre 200 y 375 millones al año. Las mayores entidades, por su parte, disminuirán sus gastos entre 500 y 800 millones de euros.

PSE también estima que la mayor competencia generará una reducción de hasta el 40% en las comisiones que cargan firmas como Visa y Mastercard en operaciones ACS (autorización, compensación y acuerdo).