Calificación crediticia

S&P rebaja drásticamente la calidad de deuda de BAA

Standard & Poor's retiró ayer a la deuda BAA, la filial aeroportuaria de Ferrovial, el grado de inversión y la calificó de especulativa ante las dudas que genera el retraso de la refinanciación de su endeudamiento, que alcanza los 12.500 millones.

El grupo Ferrovial vio ayer como la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's (S&P) rebajaba drásticamente la calificación crediticia de su filial británica BAA, desde BBB+ hasta BB-. Detrás de esta decisión, están los retrasos en la refinanciación de la deuda de la firma aeroportuaria.

'Refleja las incertidumbres respecto a la estructura financiera de BAA, el hecho de que la esperada refinanciación esté llevando más tiempo del previsto inicialmente en 2006, y los cambios en las condiciones del mercado', asegura S&P en su informe. Sin embargo, la agencia no modifica la calificación BBB+ de los bonos de la filial de Ferrovial. El grupo español no tiene intención de realizar próximamente nuevas emisiones de deuda a través de su filial, por lo que no se vería afectado por la rebaja de la calificación crediticia de BAA.

Los problemas de Ferrovial para refinanciar este año los más de 9.000 millones de libras (12.500 millones de euros) de la deuda de su filial tienen su origen en las dudas respecto a la decisión del Autoridad Aeroportuaria británica (CAA), que debe hacer oficiales las tarifas de los aeropuertos gestionados por el grupo español para los próximos cinco ejercicios. La intención de la CAA, revelada esta semana, pasa, por ejemplo, por elevar un 15,6% los precios que deberán pagar las aerolíneas por utilizar las instalaciones de Heathrow, con un tope máximo de 11,97 libras por pasajero.

FERROVIAL 27,35 -0,22%

En octubre, Ferrovial retrasó a marzo de 2008 la decisión final sobre la reestructuración de la deuda. 'BAA continuará trabajando en los próximos meses, junto con sus asesores y otras partes involucradas en la transacción, incluyendo las agencias de calificación crediticia, en el diseño de un plan de refinanciación', aseguraba Ferrovial. Ayer, JPMorgan dudó de que pueda estar lista en marzo y consideró viable que llegue a retrasarse hasta 2009.

Pero no todo fueron malas noticias. El Gobierno británico apoyó la construcción a partir de 2015, de la tercera pista del aeropuerto de Heathrow, que conllevaría la creación de una nueva terminal, y permitiría duplicar el número actual de vuelos. Los planes de BAA pasan por construir de nuevo las terminales uno y dos, con lo que el proyecto conllevaría una inversión de más de 7.000 millones de libras.

Caída en Bolsa

¦bull;El análisis de la agencia de calificación crediticia se hizo sentir ayer en la cotización de Ferrovial. El grupo constructor concluyó la sesión con una caída del 1,23%. Sus títulos cerraron a un precio de 60,25 euros, aunque llegaron a cotizar a 59,40 euros.