Aerolíneas

Ryanair confía en que la UE le permitirá en unas semanas comprar Aer Lingus

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, calificó ayer en Madrid de 'idiotas' a los funcionarios de la CE por las dificultades que le ponen en el proceso de compra de su rival Aer Lingus. 'Estoy convencido de que finalmente el organismo cambiará de opinión y aprobará la operación', sentenció.

La compañía irlandesa Aer Lingus no quiere que su rival Ryanair esté en el accionariado. Es más, ha pedido que se deshaga de su participación que ronda el 29%. Aer Lingus presentó el pasado lunes una apelación ante el Tribunal Europeo de Primera Instancia reclamando que Ryanair se retire. En junio la CE emitió un dictamen en contra de la oferta hostil que lanzó Ryanair sobre su competidora y que valoró en 1.480 millones de euros. Pese a este rechazo frontal de Aer Lingus y el bloqueo de la UE, la aerolínea irlandesa presidida por el singular empresario Michael O'Leary insiste en comprarla.

O'Leary arremetió ayer contra la UE, a cuyos funcionarios calificó de 'burócratas idiotas que hacen trabajos inútiles en Bruselas. Compraremos Aer Lingus de todas las maneras', apuntó. O'Leary dijo no entender por qué la CE permite operaciones de gran magnitud como Iberia o Alitalia y bloquea esta compra en un mercado tan pequeño como Irlanda. 'Supongo que será una decisión de carácter político', señaló.

A O'Leary tampoco le gusta la maniobra que ha realizado Aer Lingus para quitarse Ryanair de encima. Dice que es una acción para elevar la acción y 'a distraer a los accionistas, teniendo en cuenta que el valor de sus títulos han caído desde los 2,8 euros a los 2,10 euros'.

De cualquier modo, 'estamos convencidos que las autoridades europeas cambiarán de opinión en unas semanas y aprobarán la operación finalmente', señaló O'Leary.

El presidente de Ryanair pronostica que el mercado aéreo quedará reducido a cuatro aerolíneas: Air France, British Airways, Lufthansa y Ryanair. El resto de las pequeñas empresas serán absorbidas por las grandes.

La aerolínea, que prevé cerrar el año con 470 millones de beneficio neto, estima seguir creciendo en España a través de un mayor número de rutas domésticas y más bases de operaciones. Según O'Leary, la compañía estudia abrir seis más a corto plazo, para lo que sondeará nuevos emplazamientos en Europa (Polonia, Italia, Eslovaquia o Reino Unido) y en España.

Ryanair ha inaugurado recientemente dos bases de operaciones en Alicante y Valencia, que se suman a las otras dos que ya tenía en Gerona y Madrid.

Michael O'Leary recordó que Ryanair va a abrir su vigésima cuarta base en Europa, que se ubicará en un aeropuerto español, italiano o polaco. 'Pero en los estudios no está incluido el aeropuerto de Santander, como se rumorea', aclaró.

La low cost, que cumple su primer año con base en Madrid-Barajas, opera actualmente 17 rutas desde este aeropuerto y cerrará el ejercicio 2007-2008 con cerca de 1,5 millones de pasajeros. Para celebrar este aniversario, ha lanzado 100.000 plazas a diez euros para vuelos desde la capital.

En cuanto a las nuevas rutas, O'Leary no quiso definir a qué destinos volará dentro de España pero confirmó que 'su intención es seguir creciendo en el interior, que tiene gran potencial'.

El presidente de la compañía de bajo coste que ha transportado hasta ahora más de 50 millones de pasajeros en Europa, recordó que 26 de ellos están registrados en España.

En cuanto a su proyecto de crear una compañía paralela de vuelos intercontinentales, O'Leary señaló que de momento no hay cambios y que moverá ficha cuando haya crisis en el mercado de transporte aéreo y pueda comprar más barato.

A la gresca también con las agencias

Ryanair basa su política comercial y de comunicación en la publicidad, aunque sea negativa. Bajo esta premisa, O'Leary está encantado de que las agencias de viajes puedan demandarle por decir de ellas que son un lastre para el sector turístico. 'Esto significará mayor publicidad para nosotros', se burló O'Leary con una sonora pedorreta.

'Consideramos que estos intermediarios cobran comisiones altas e innecesarias por lo que nosotros nunca venderemos a través de ellas', sentenció.