Aerolíneas

Caja Madrid confía en que nadie ejerza el derecho de tanteo en Iberia

El presidente de Caja Madrid aseguró ayer que la entidad financiera está en posición compradora en Iberia y tiene 'vocación de permanencia'. Mientras el resto de los socios del núcleo duro guardaron mutismo, Miguel Blesa expresó su confianza de que no ejerzan su derecho de tanteo. El Gobierno se muestra expectante por conocer las intenciones de la caja.

Caja Madrid confía en que nadie ejerza el derecho de tanteo en Iberia
Caja Madrid confía en que nadie ejerza el derecho de tanteo en Iberia

Caja Madrid se queda. Su presidente aseguró a la salida de un acto con la Cámara de Madrid y la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE que la entidad financiera 'no venderá' su participación en Iberia. Ahora controla el 9,63% de las acciones, pero desde el lunes tiene un acuerdo para comprar su 6,9% a BBVA en 240 millones, por lo que en breve podría convertirse en el primer socio de la compañía aérea con el 17%. El resto de los accionistas del núcleo duro (British Airways, 9,95%; Logista, 6,45% y El Corte Inglés, 2,89%) tienen hasta el lunes 26 de noviembre para ejercer su derecho de tanteo.

Miguel Blesa, en su breve contacto con la prensa, destacó que la compra anunciada pone de manifiesto 'la vocación de permanencia' en Iberia, así como la apuesta por su futuro. Preguntado por el derecho de tanteo del núcleo duro sobre la participación de BBVA, reflexionó que los accionistas que pensaban vender su participación 'no querrán ahora comprar'.

Este diario ha consultado al resto de los socios de referencia y todos declinaron fijar cuál será su actitud en el ejercicio del derecho de tanteo. British Airways, a través de un portavoz, dijo que 'considera cuál será su posición' como accionista de Iberia. Fuentes conocedoras de las interioridades del núcleo duro señalaron que las relaciones de British con Caja Madrid se han deteriorado por lo que se ha considerado una 'actitud obstruccionista' de la británica en el proceso de venta de Iberia.

Fuentes del Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero valoraron ayer el nuevo posicionamiento de Caja Madrid en Iberia señalando que 'lo importante es que quien controle la compañía aporte valor añadido'. 'No entramos a valorar', dicen estas fuentes, 'si los socios tienen que ser españoles o no, pero nos gustaría en todo caso que hubiera un plan estratégico de futuro sólido detrás. Si alguien compra y no aporta valor añadido, pues no tiene mucho sentido, sobre todo teniendo en cuenta que Iberia es una compañía que está bien, no presenta problemas y no necesita que nadie la rescate. No veríamos bien una operación gratuita o especulativa o de tintes políticos'. 'En el caso concreto de Caja Madrid, no observamos ningún problema porque es una operación empresarial, aunque no veríamos bien que alguien se haga con el control de la compañía aumentando su deuda. No tendría sentido buscar otro objetivo distinto al de darle valor, porque, insistimos, Iberia no tiene problemas acuciantes que hagan urgente su venta'. Sería importante para Iberia 'encontrar un socio europeo con el que compartir costes y plantilla. Se trata de encontrar sinergias que den valor a la compañía'.

Estas fuentes matizan, no obstante, que el acuerdo entre Caja Madrid y el BBVA 'es extraño si uno se atiene al análisis de sus cláusulas'. 'No sabemos qué intención real hay detrás de la operación, si tiene su origen en el interés por aprovechar una operación futura de venta o se trata de otra cosa'.

En la Comunidad de Madrid se felicitaron por la toma de posición accionarial de la Caja en Iberia.

El consejo pedirá al grupo de Gala que acredite su composición

El consejo de Iberia que se reunirá el próximo jueves día 29 solicitará a Gala Capital que acredite la identidad y los compromisos adquiridos entre los integrantes del consorcio que ha formalizado su intención de presentar una oferta por el 100% del capital de la aerolínea. El órgano de administración tiene la obligación de abrir sus libros a la nueva oferta, según la ley de opas, ya que con anterioridad le ha dado acceso a su contenido al consorcio que lidera TPG. Sin embargo, fuentes conocedoras de la situación han señalado que el consejo puede escudarse en que desconoce, por ejemplo, cuál es el socio industrial de esta nueva candidatura y, por tanto, aplazar un mes la apertura del proceso para demandar tal información.

Un portavoz oficial del grupo capitaneado por Gala Capital aseguró que la toma de posiciones de Caja de Madrid en Iberia no modifica sus planes y expresó su plena confianza en que en la próxima reunión del consejo se les abran los libros de la empresa.