Fuerte castigo

Las acciones de Jazztel no levantan cabeza y cierran con una caída del 5,26%

No es un buen momento para la cotización de la compañía tecnológica. Sus títulos, que acumulan una caída del 41% en el año.

Las desgracias nunca vienen solas si no que se lo pregunten a Jazztel. La empresa que preside Fernández Pujals no ha dejado de caer desde que presentó sus cuentas trimestrales a principios de mes.

Sin embargo, las cosas han ido a peor en los dos últimos días después de conocerse la semana pasada que la policía judicial está examinando las cuentas de la operadora Jazztel desde 1999 a 2003 como resultado de una querella interpuesta por un ex empleadoque acusa a la compañía de un desfase contable provocado por la presunta ocultación de millones de opciones sobre acciones que se concedieron en 1999 y que no están contabilizadas.

La querella está siendo investigada por la jueza titular del Juzgado número 3 de Alcobendas, donde el empleado acudió después de que otras instancias judiciales rechazara las demandas, según fuentes de Jazztel.

La operadora reconoció el viernes a la CNMV la existencia de la investigación, pero asegura que la denuncia del empleado -puntualiza que fue despedido- se basa "en datos incompletos o inexactos que no tienen en cuenta la estructura societaria de Jazztel".

Fuentes de mercado, señalan que esta investigación está penalizando al valor. Los expertos creen que la compañía cuenta con más elementos en contra que a favor. El 90% de los analistas del consenso de Bloomberg recomiendan vender la compañía. En un informe reciente, JPMorgan mantiene su recomendación de infraponderar con un precio objetivo de 0,31 euros, por debajo del precio de cotización. El banco de inversión justifica este pesimismo en su percepción de un horizonte más que nublado para Jazztel en el medio y largo plazo en el apartado de ingresos.

Ninguna recomendación de compra

La entidad estadounidense valora las mejoras reflejadas en las cuentas del tercer trimestre del año, y en especial, aspectos como la ganancia de nuevos clientes y la gestión de costes. Pero creen que la cotización se verá penalizada por un entorno aún más competitivo, a raíz de la compra de Tele2 España por parte Vodafone, y de los avances en la integración de Ono.

Por otro lado, los expertos creen que hay que tener en cuenta que los momentos de elevada volatilidad de los mercado están penalizando a los 'chicharros' del parqué teniendo en cuenta de que hay una vuelta hacia los valores de calidad.

La mayor aversión al riesgo y la búsqueda de valores seguros con buenos fundamentales para pasar el chaparrón están perjudicando a estas compañías que son las que mejor se comportan en buenos momentos de mercado, y que son los primeros en caer cuando las cosas vienen mal dadas.

Jazztel no es el único que está siendo víctima de los tiempos revueltos que vive la renta variable. Aisa, que cae un 65% en el año, Urbas, que cede un 60% o Ercros que recorta un 41% son otros valores.