Ifema

Las antigüedades y las obras de arte cotizan al alza

El recinto ferial madrileño de Ifema acoge hasta el próximo domingo 25 de noviembre la 31 edición de la Feria de arte y antigüedades Feriarte. Una ocasión para los coleccionistas de buscar una buena inversión entre los más de 18.000 objetos de más de 100 años de antigüedad y obras de arte moderno a la venta en el certamen. En esta edición, en la que la organización ha querido poner el acento en la calidad, participan 117 anticuarios y galeristas.

Con los últimos datos económicos que muestran liquidez en el mercado y el freno del sector inmobiliario, los anticuarios del comité organizador de la feria señalan al arte y las antigüedades como alternativas de inversión. Estos objetos, según indican, conocen una revalorización media anual de en torno al 8% o 10%. En el mercado español, hace un mes se celebró la cuarta subasta de arte español, con resultados que superaron todas las previsiones. En esta ocasión, se vendieron 156 obras por valor de 15 millones. Se trata tanto de obras de arte moderno, firmadas por artistas como Miralles, Barceló o Miró, como de arte antiguo, con obras como las de Francisco Bayeu, del siglo XVIII.

Daniel Cardani, Presidente de la Asociación de Anticuarios de Madrid y galerista participante en Feriarte, señala que otro síntoma del fortalecimiento del arte como valor refugio es la proliferación de bancos y agencias de inversión privados que ofrecen a sus clientes opciones para crear una cartera de inversión en arte. En cuanto a los artistas más demandados, se mantienen los consagrados, como Valdés, Saura o Tàpies y existe un redescubrimiento del arte español de la llamada abstracción lírica de los ochenta, de artistas como Gordillo. Cardani observa también una renovado interés por la pintura del siglo XIX. En Feriarte, la obra más cara es un óleo de Joaquín Sorolla de 2.100.000 euros.