Inmobiliarias

Martinsa-Fadesa cotizará como grupo fusionado a partir de la primera semana de diciembre

La inmobiliaria Martinsa-Fadesa comenzará a cotizar en bolsa como grupo fusionado en la primera semana de diciembre, una vez que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) autorice en los próximos días el folleto de admisión a negociación.

Así lo anunció durante un desayuno informativo el director financiero del grupo, Ignacio Ponce, quien explicó que éste es el último paso que queda para la integración de las dos compañías en un solo grupo, proceso que comenzó el pasado mes de marzo cuando Martinsa lanzó una opa sobre Fadesa.

La compañía resultante de la fusión quedará controlada por el presidente de la misma, Fernando Martín, con el 44,5% del capital, mientras que su socio en la opa, Antonio Martín Criado, gestionará el 14,8% y el 20,6% cotizará libremente en bolsa (free float).

Martinsa realizó una ampliación de capital a comienzos del año con el objetivo de financiar la adquisición de Fadesa, para lo que contó también con un préstamo de 75 millones de euros otorgado por Caja Madrid. El endeudamiento de la compañía fusionada supone el 40% del valor de sus activos, del que un 20% proviene de los gastos derivados de la adquisición y el otro 20%, de la deuda que ya poseía Fadesa.

Consideró que Martinsa-Fadesa se ha enfrentado en 2007 a un ¢año difícil¢ debido a las consecuencias derivadas de la adquisición de Fadesa que ¢era siete veces el tamaño de Martinsa¢, si bien espera cerrar el ejercicio con un incremento de los ingresos de entre el 10 y el 15%.

Sociedad de alquiler

Martinsa-Fadesa también prevé crear una sociedad de alquiler de viviendas a la que incluso podría aportar los pisos que eventualmente quedaran por vender en alguna de sus promociones. El grupo inmobiliario considera que el mercado de alquiler tiene potencial de crecimiento y presenta sinergias con su actual actividad promotora y que, por ello, constituirá el grueso de su negocio patrimonial.

La creación de la sociedad se concretará en el nuevo plan estratégico que Martinsa-Fadesa prevé presentar el próximo año, una vez en diciembre concluya su fusión, en el que también prevé elevar su negocio de promoción de vivienda pública.

La actividad inmobiliaria y la gestión de suelo constituirán la prioridad de dicho plan, pese a la actual desaceleración del sector, si bien no descarta diversificar hacia otros negocios, como el de energías renovables en caso de que sean complementarios con su actividad principal.

Respecto a la marcha del mercado, Martinsa-Fadesa, una de las primeras compañías del sector, reconoce un descenso en la demanda y las ventas de viviendas en España, si bien espera que se recuperen en 2008 para estabilizarse en los próximos años entre las 400.000 y las 450.000 unidades.

El consejero delegado de la compañía garantizó que la empresa está ¢protegida¢ de una eventual mayor crisis en el sector gracias a su cartera de suelo y las crecientes ventas de la compañía en el exterior, además de por sus márgenes y generación de ingresos.