Devolución

Ikea retira dos colchones del mercado por su alto contenido en zinc y fósforo

La empresa sueca fabricante de muebles y artículos para el hogar ha hecho un llamamiento a sus clientes para que devuelvan dos modelos de colchones debido a su elevado contenido de combinaciones químicas de zinc y fósforo.

Un portavoz de la central de Ikea en la localidad alemana de Wiesbaden confirmó hoy que los valores medidos por la publicación de análisis de productos de consumo íko Test no son dañinos para la salud, pero se encuentran por encima de los estándares establecidos por la propia empresa sueca.

Unos 3.500 colchones pertenecen a esa fase de producción, que llevan el número de referencia 15372 y los sellos de producción de los números 0713 a 0744.

Los fabricantes de colchones para la firma Ikea utilizan combinaciones de fósforo para la protección contra el fuego y de zinc para la desinfección del producto.