Resultados

El beneficio empresarial se dispara

Las empresas del Ibex 35 ganan un 27,8% más hasta septiembre y logran un nuevo récord, pero el incremento del resto de las firmas cotizadas continúa estancadoResultados empresariales

De momento, no hay el más mínimo rastro de algún tipo de crisis en las cuentas de las empresas que cotizan en la Bolsa española. Al menos, en términos agregados. Y es que, un trimestre más, han vuelto a hacer historia con unos beneficios de 48.685 millones de euros entre enero y septiembre. Esta cifra representa un crecimiento del 19,6% respecto a los 40.703 millones que consiguieron en los mismos meses del año pasado, y anticipa además que lograrán batir su récord anual de beneficios. Será, por lo tanto, el quinto ejercicio consecutivo de resultados históricos. Las ventas, aunque mantuvieron el crecimiento de doble dígito con un meritorio 13,9% hasta alcanzar los 431.069 millones de euros, no pudieron mantener la endiablada escalada de los beneficios. Esto adelanta, además, una cercana desaceleración del ritmo de incremento que ha venido manteniendo el resultado neto en los últimos tiempos, puesto que es improbable que éste siga alimentándose de la gran cantidad de atípicos que continúan aliñando las cuentas de resultados, especialmente las del Ibex.

Precisamente, las firmas que forman el índice de referencia de la Bolsa española son las que cargan con la mayor parte del peso del crecimiento de los beneficios. Contabilizando el resultado de Inditex correspondiente a su primer semestre fiscal (de febrero a julio), ganaron 37.067 millones de euros en los nueve primeros meses, una cifra un 27,8% superior a los del mismo periodo de 2006 y que representa el 76% del conjunto de las actuales ganancias del mercado continuo. Y es que no son ni una ni dos las empresas que siguen sacando partido de los extraordinarios. Algunos ejemplos son Ferrovial, que vendió sus participaciones en los aeropuertos de Sydney y Budapest; ACS, que se deshizo de Continental Auto; Santander, que enajenó el 1,79% capital de Intesa Sanpaolo; y la propia Telefónica, que se anotó las plusvalías por el traspaso de Endemol a Mediaset, lo que la ha permitido batir todas las expectativas del mercado con un beneficio neto de 7.847,82 millones de euros hasta septiembre.

Pero las desinversiones no han sido el único ingrediente de estas cuentas históricas, ya que las ampliaciones de los perímetros de consolidación han vuelto a jugar un papel capital. Son los casos, entre otros, de Iberdrola (Scottish Power), Indra (Azertia y Soluziona), Mapfre (que integró su negocio de automóviles) o Abertis (Sanef). Otro de los más recientes motores de las cuentas han sido las aportaciones de participadas, como ocurre con ACS (Unión Fenosa), Sacyr Vallehermoso (Eiffage y Repsol) o Acciona (Endesa). Eso sí, al tiempo que veían crecer su beneficio, las empresas del selectivo también ampliaban las plantillas, de tal forma que el número de trabajadores empleados en alguna de estas grandes compañías creció un 12,3% respecto al mismo periodo del año pasado, hasta alcanzar los 1,258 millones de personas.

Los atípicos, las compras y lo que aportan las participadas tiran de las cuentas de resultados

La plantilla del selectivo ha crecido un 12,3%

En el otro lado de la balanza, las compañías ajenas al Ibex vieron cómo su resultado neto caía un leve 0,8%, hasta los 11.618 millones de euros. Eso sí, dicho retroceso se debe a la inclusión en la suma de EADS, que registró unos abultados números rojos de 705 millones de euros, de tal forma que, sin contabilizar las pérdidas del consorcio aeronáutico y de defensa, el crecimiento se situaría en el 13,6%. Con todo, en el caso de que también retirásemos del agregado a Arcelor Mittal que, al igual de EADS, tiene su sede fuera de España, el crecimiento quedaría estacando en el entorno del 1%. En todo caso, lograrían este escueto porcentaje gracias a la contribución de Metrovacesa, que ganó un 25,8% más y que abandonó el selectivo el pasado mes de julio.

Las inmobiliarias, bajo la lupa

En el Ibex 35, tan sólo Cintra registró pérdidas, si bien este cantidad se amplía hasta 12 firmas en el caso de incluir a las del resto del continuo. Jazztel, Vueling y Reyal Urbis fueron las que tuvieron el dudoso honor de liderar los números rojos. La inmobiliaria mencionada no fue la única de su sector que anunció pérdidas en su cuenta de resultados hasta septiembre, puesto que le acompañó Inbesòs. Además, otras de sus colegas ni siquiera han presentado sus cuentas ante la CNMV, pese a que el viernes 16 de noviembre era la fecha límite, como ocurre con Astroc y AISA. En la misma situación que ellas, hay también una reciente debutante en el mercado: Renta 4.

En EE UU ya ganan menos

No es que se desacelere el incremento, es que ganan menos. En Estados Unidos, a punto de concluir la campaña de resultados correspondiente al tercer trimestre del año, las estimaciones recopiladas por Reuters, vaticinan una caída del 2% del beneficio agregado de las empresas que forman parte del Standard & Poor's 500. Esta previsión, que supondría el primer retroceso trimestral desde hace más de cinco años para las empresas del selectivo, se elabora con los datos ya presentados y con las estimaciones de las que faltan. Los sectores culpables de estos negativos augurios son el financiero y el de bienes de consumo cíclico, para los que se anticipan caídas del 26% y el 24%, respectivamente. En el otro lado de la balanza se sitúan las compañías de cuidados sanitarios y tecnología, con aumentos del 12% y del 15% en cada caso.

Pese a esta cifra, las previsiones para los trimestres venideros anticipan incrementos (véase gráfico), si bien Reuters advierte que las expectativas siguen reduciéndose, de tal manera que actualmente las previsiones de aumento para el cuarto trimestre se sitúan en el entorno del 7%, cuando hace tan sólo dos semanas se establecían alrededor del 10%. Por si fuera poco, los adelantos negativos de resultados para los próximos trimestres supera a los positivos en noviembre: 261 frente a 246.