Construcción

Bouygues y Bechtel rivalizan con ACS y Sacyr en el Canal de Panamá

Las constructoras españolas que optan al mayor contrato de la ampliación del Canal de Panamá, por 3.200 millones de dólares, tendrán a la francesa Bouygues y la estadounidense Bechtel como rivales. Cuatro consorcios, formados por 30 empresas, se han presentado a la precalificación.

ACS, Acciona y FCC, unidas en el consorcio llamado CANAL, y Sacyr Vallehermoso, como líder del Grupo Unidos por el Canal, saben ya a qué se enfrentan en el concurso del diseño y construcción de las nuevas esclusas del Canal de Panamá.

Finalmente han sido cuatro las solicitudes para participar en un proyecto valorado en 3.200 millones de dólares, después de que más de 60 empresas se interesaran por esta obra civil, según la Autoridad del Canal (ACP).

Las citadas ACS y Sacyr encabezan dos de los grupos que pujarán. Las constructoras Bouygues y Bechtel, primera francesa y la mayor estadounidense, respectivamente, lideran los otros dos consorcios.

ACS 22,73 1,97%
SACYR 2,38 2,15%

Sener entra con ACS

Los cuatro incluyen a 30 empresas de 13 países tras un duro proceso de negociación -Sacyr lleva más de un año detallando su propuesta con la italiana Impregilo- en el que se han quedado fuera las firmas españolas Ferrovial, OHL e Isolux. Por su parte, la también española Sener Ingeniería y Sistemas figura como diseñadora en el grupo de ACS.

'Esta participación es una demostración de la confianza que generan los procesos transparentes', valora Alberto Alemán, administrador de la ACP. Las más de 60 empresas que han mostrado su interés al gestor del Canal desde el pasado verano han realizado unas 200 consultas acerca del proyecto.

La precalificación, por la que luchan ahora los cuatro consorcios, es la primera de las dos etapas que deberán atravesar. La ACP adelanta que los admitidos para optar a las obras se conocerán a mediados de diciembre. Probablemente el día 14. 'Creemos que las españolas pasarán porque las exigencias más serias tienen que ver con la solvencia técnica, económica y la demostración de experiencia por parte de las empresas', citan fuentes cercanas al proceso.

Los consorcios que superen el pliego de precalificación podrán participar en la fase de licitación. Antes, la ACP convocará a las constructoras a una reunión de homologación que tendrá lugar en la última semana de enero de 2008.

Pero quedan meses para conocer al adjudicatario definitivo: 'Queremos entregar el contrato de diseño y construcción de las nuevas esclusas hacia finales del próximo año', aclara Jorge Quijano, vicepresidente de Ingeniería de la ACP.

Una decisión a medio camino entre el precio y la técnica

La Autoridad del Canal de Panamá ACP ha comunicado ya a las compañías que adjudicará el contrato de construcción de un tercer cauce para el paso interoceánico a aquél consorcio que logre una mejor relación entre precio y oferta técnica. En un principio no tiene por qué ganar la opción más barata.

Las obras del tercer juego de esclusas se llevarán aproximadamente el 60% de un presupuesto total de 5.250 millones de dólares para la ampliación del Canal.

Entretanto, la panameña Cusa se ha llevado ya el primer contrato de excavación en seco y la constructora del mexicano Carlos Slim, Cilsa, ha presentado la oferta más barata (25,5 millones de dólares) para el segundo.