Fraude fiscal

Los técnicos de Hacienda quieren que se penalice la venta especulativa de casas

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (subinspectores) recalcaron ayer que la Ley de Medidas para la Prevención del Fraude Fiscal, aprobada hace un año, no ha servido para atajar las dos grandes bolsas de fraude existentes en España: las operaciones de compraventa hechas por empresas constructoras e inmobiliarias y las actividades de las profesiones liberales. Según sus estimaciones (no oficiales) la evasión fiscal en el sector inmobiliario alcanzó los 8.600 millones en 2006, al mantenerse las dos prácticas más habituales de fraude Estas son efectuar sucesivas transmisiones que no llegan a formalizarse en documento público y obligar al comprador a declarar en la escritura un precio inferior al pagado.

Por este motivo, Gestha, el sindicato que representa a los técnicos de Hacienda, solicitó ayer que se consideren transmisiones 'especulativas' de inmuebles todas aquellas que hayan permanecido menos de tres años en el patrimonio de la persona que la transmite. Estas deberían gravarse a un tipo superior que el actual. Asimismo piden que las plusvalías obtenidas de esas transmisiones tributen como renta general y no al tipo actual del 18% como si fuera renta del ahorro.

Por último proponen crear un registro administrativo de contratos de compraventa de inmuebles de carácter secuencial con el fin de detectar los citados 'pases' y establecer, para las transmisiones de viviendas no terminadas, la obligación de notificar de forma fehaciente al promotor esta operación.