_
_
_
_
_
Mercados

Un premio deslucido por la corrección bursátil

El mercado valora favorablemente la venta de Antonveneta.

El mercado aplaudió esta semana la decisión de Santander de desprenderse de Antonveneta, filial italiana de ABN Amro que el banco español acababa de adquirir hace sólo tres semanas. El jueves, día en el que anunció la operación, la acción de la entidad se disparó un 3,88%, hasta igualar su máximo histórico de 15 euros, pero llegó a acariciar durante esa jornada los 15,23 euros.

La corrección de las Bolsas del viernes impidió, sin embargo, que el balance de la semana fuera más lucido: cerró en 14,78 euros, tras ganar en cinco días un 0,54% (en la última sesión se dejó un 1,47%). En el año, la acción de Santander acumula una subida del 4,53%, lo que le convierte en el único banco español con saldo positivo en Bolsa. El sector se está viendo muy castigado por las incertidumbres que ha generado la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.

Con ello, además, Santander amplía las distancias con su principal competidor, BBVA. Su capitalización supera ya los 92.430 millones de euros, 31.200 millones más que su rival.

Los expertos creen que la venta de Antonveneta a Monte dei Paschi ha sido una jugada maestra de Santander. La entidad que preside Emilio Botín consigue embolsarse unas plusvalías de casi 2.400 millones de euros en un tiempo récord y renuncia a la ampliación de capital de 3.000 millones que tenía programada.

'Estamos totalmente de acuerdo con Santander acerca de que la cuota de mercado de Antonveneta era relativamente pequeña y hubiera requerido continuos esfuerzos de inversión a largo plazo para adquirir una posición relevante en este país', señala Carlos Berastain, de Deutsche.

Esta firma, que recomienda comprar el valor, considera que el potencial de crecimiento de beneficios de Santander es muy superior al de sus competidores. Estima que el primer banco español registrará incrementos del 19% entre 2008 y 2009, frente al 11% de media del sector. Deutsche añade que el PER (número de veces que el beneficio está contenido en la cotización) estimado para el próximo año de Santander es de 8,6 veces, un 17% por debajo del resto de entidades. Explica que 'esta brecha en la valoración es totalmente injustificada'.

Para Arturo de Frías, de Dresdner Kleinwort, la venta de Antonveneta es muy positiva, ya que 'disminuye el riesgo de ejecución y el apalancamiento, así como la distracción de la dirección de la entidad y el peligro de que se produzca otra operación en Italia'.

Otros, sin embargo, como Jesús Muela, de GVC, considera que Santander ha perdido con este último movimiento una gran oportunidad de hacerse un hueco en un mercado tan difícil como el italiano.

Un potencial de subida de cerca del 12%

Los expertos creen que el recorrido de Santander no ha llegado a su fin. De media, consideran que su precio objetivo es de 16,5 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 11,8%, según los datos de la consultora JCF. De hecho, algunas firmas internacionales mejoraron el viernes sus recomendaciones sobre el valor. Citigroup elevó de 19 a 20 euros el precio objetivo, mientras que Dresdner Kleinwort lo elevó un 5%, también hasta los 20 euros. Lehman Brothers estableció como nueva referencia los 17 euros, frente a los 16,8 euros anteriores. Los analistas consideran que Santander cuenta con una liquidez de entre 5.000 y 6.000 millones para llevar a cabo nuevas adquisiciones, aunque no esperan una operación de gran calado a corto plazo. Sitúan EE UU, donde tiene una participación del 25% en Sovereign, como su siguiente prioridad.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_