Nombramiento

Strauss-Kahn reitera su compromiso para impulsar las reformas del FMI

El francés Dominique Strauss-Kahn ha tomado posesión oficial de su cargo como director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) en una ceremonia en la que reiteró su promesa de impulsar las reformas de la institución emprendidas por su antecesor en el cargo, Rodrigo Rato.

Strauss-Kahn, de 58 años y ex ministro de Economía y Finanzas, insistió sobre todo en su discurso en la necesidad de dar mayor voz en la institución tanto a las economías emergentes como a los países desfavorecidos.

El director gerente del FMI es partidario de un nuevo equilibrio de poder que tenga en cuenta a los llamados países emergentes en la toma de decisiones y recuerda que Estados como Brasil, India, China o México, cuya contribución a la economía mundial es cada vez mayor, tendrán que tener "voz" en el fondo si no se quiere cuestionar su propia existencia.

"La institución tiene que ser de los 185 países miembros, pero todo el mundo sabe que algunos países y algunas regiones sienten que no están lo suficientemente representados", explicó.

Strauss-Kahn agregó que el FMI debería implicarse en asegurar que el proceso de globalización favorece los intereses de todo el mundo, no solo de los países desarrollados.

"No diré que la globalización es buena para todo el mundo, porque siempre hay gente que sufrirá desigualdades y pobreza", lamentó el director gerente del FMI. "Pero al menos, podemos intentar hacer la globalización mejor para todo el mundo", apostilló.

Strauss-Kahn se convierte de este modo en el décimo director gerente del FMI y el cuarto francés al frente de la institución, que ya fue dirigida por Pierre-Paul Schweitzer (1963-1973), Jacques de Larosire (1978-1987) y Michel Camdessus (1987-2000).

Elegido el pasado septiembre por el Consejo de administración del FMI, lo que más le ha motivado en su campaña por el cargo, señaló, es la idea de que ¢la globalización tiene aspectos buenos, pero también muchos aspectos malos y no hay razón alguna para dejar que los mercados gobiernen todo eso solitos¢.

DSK, llega al frente del FMI, casi un año después de ser derrotado por Ségolène Royal en la pugna por la candidatura del Partido Socialista (PS) francés en la carrera al Elíseo, que finalmente se saldó con el triunfo del conservador Nicolas Sarkozy en mayo.

Durante su campaña este verano por la dirección del FMI, que le llevó a las principales capitales del mundo, se presentó como el candidato de la ¢reforma¢ necesaria, a su juicio, para adaptar la institución financiera multilateral al mundo actual. Ha defendido un mayor peso para los países emergentes en el FMI a fin de darle más legitimidad a una institución que, en su opinión, también debe adaptarse a las nuevas crisis financieras.

Hay que poner en marcha, afirma, ¢elementos de vigilancia, orientación y organización suficientes, para que la globalización no desemboque en crisis sucesivas¢.

Nacido el 25 de abril de 1949 en la selecta localidad de Neuilly (afueras de París), y diplomado de la prestigiosa escuela de Altos Estudios de Comercio, Ciencias Políticas y licenciado en derecho público, este profesor de Economía y abogado de negocios fue reelegido como diputado en las legislativas galas de junio pasado.