Equipos telefónicos

ZTE se hace fuerte fuera de China

El 70% de su negocio móvil proviene ya de los mercados internacionales

Las fábricas de la china ZTE escupen teléfonos móviles a ritmo de un terminal cada segundo y medio. Este año, el gigante asiático de las comunicaciones prevé vender unos 30 millones de celulares, gran parte fuera de las fronteras chinas, tal y como cuenta el vicepresidente de la multinacional, He Shiyou. El directivo, que el viernes visitó Madrid y cerró un acuerdo con Telefónica para impulsar la telefonía 3G en Latinoamérica, tal y como adelantó Cinco Días, reconoce que su empresa aún está lejos de lograr las ventas de los fabricantes líderes de móviles como Nokia o Motorola, pero confiesa tener planes ambiciosos.

ZTE, que también centra su actividad en tecnología de red, facturó el pasado año 2.900 millones de dólares (2.042 millones de euros). Y un 30% provino de la venta de móviles. 'Nuestra intención es que estos equipos supongan el 50% de nuestros ingresos en un plazo máximo de cinco años y situarnos para entonces en el top ten a nivel mundial', señala Shiyou. El directivo asegura que ya hoy el 70% del negocio de teléfonos móviles de ZTE proviene de fuera de China; el 40% si se tiene en cuenta la actividad total de la compañía.

La multinacional suma 40.000 empleados (más del 30% dedicados a I+D), vende sus productos en unos 100 países y trabaja con más de 500 operadoras de telecomunicaciones. Entre sus últimos acuerdos, destaca uno con Vodafone en diciembre del pasado año para crear móviles de muy bajo coste para mercados emergentes (ya se comercializan los primeros modelos desde mayo) y otro con Telefónica para terminales 3G para España (la operadora lanzó la pasada semana el primer equipo fruto de esta alianza).

Aunque su incursión fuera de China es reciente y ha empezado a vender equipos en EEUU o España, entre otros países, Shiyou reconoce que hoy el volumen lo están haciendo en los países emergentes. 'Nuestro mayor mercado fuera de China es India'. El vicepresidente de ZTE aclara, no obstante, que pese a que muchos acuerdos firmados con las operadoras son para lanzar al mercado teléfonos baratos (dada su capacidad para fabricar a precios muy competitivos), 'esto no significa que nuestros equipos tengan baja calidad y funcionalidad. Tenemos la misma que Nokia o Motorola, e incluso en algunos aspectos superior', se defiende.

El directivo asegura que su empresa está negociando con distintas operadoras para llevar a sus mercados terminales de ZTE de gama media y alta. 'Ya hemos cerrado acuerdos con TIM y BT para teléfonos preparados para ver la televisión y PDA. También estamos negociando con Telefónica, pero no puedo dar detalles por confidencialidad'.

Shiyou destaca que la oferta de su empresa incluye modelos en todas las plataformas tecnológicas. 'Esto nos permite una implantación rápida en cualquier país. Somos una empresa muy flexible y veloz, y confiamos en ganar cuota de mercado rápidamente', resume.

Con pantalla táctil

He Shiyou defiende que la oferta de ZTE incluye decenas de móviles con pantalla táctil: modelos ultrafinos, de concha, con teclado qwerty y pantalla rotativa... Entre sus planes está lanzar un móvil con pantalla táctil, como el exitoso iPhone de Apple o el modelo de HTC, pero no ha querido precisar la fecha de salida.

'Las empresas chinas también tenemos presiones'

El 60% del negocio de ZTE tiene que ver con la infraestructura de red, donde compite con Ericsson, Alcatel o Nortel. En el sector se asegura que ZTE y su compatriota Huawei están contratando ex empleados de sus rivales occidentales tras las duras reestructuraciones sufridas por estos. 'Es una industria muy competitiva y es normal que contratemos a gente con experiencia', dice el directivo. He Shiyou cree que los malos resultados de Alcatel y Ericsson no debe achacarse a la competencia china. 'Nosotros también sufrimos las mismas presiones del mercado. Y supongo que también habrá razones internas', dice. Y añade que en este mercado ganará quien sepa elevar mejor su competitividad. 'Es como los Juegos Olímpicos, gana quien tiene capacidad de adaptarse más rápidamente a los ambientes'. Preguntado sobre si planean abandonar el negocio de redes, afirma: 'Es difícil decirlo. A veces tenemos que cambiar las estrategias. Los directivos de ZTE tenemos una mentalidad muy flexible, según los cambios del mercado'.