'Telecos'

Slim se adelantará a Telefónica con el primer servicio de móvil 3G en México

Telefónica lleva años testándolo sobre el terreno y cuenta con cinco filiales que ofrecen móvil 3G en otros tantos países europeos. Pero en México serán Slim y su operadora América Móvil los que tomen la delantera, pese a su inexperiencia en el tema, con los primeros servicios antes de fin de año o principios de 2008.

En este caso, el magnate mexicano Carlos Slim es el aprendiz y Telefónica es la operadora experimentada, pero será el recién llegado el que dé el primer golpe. A pesar de la experiencia que la firma española acumula en la telefonía móvil 3G de nueva generación, será su archirrival en Latinoamérica el que tome la delantera con lanzamientos masivos para los clientes.

La compañía de la que es dueño Slim, América Móvil, ha anunciado que dará sus primeros servicios de tercera generación antes de fin de año o a principios de 2008 en México, su mercado de origen y donde mayor es su dominio sobre los clientes. No en vano tiene una cuota de mercado cercana al 75%.

Será la primera incursión de Slim en el campo de la telefonía móvil de tercera generación. Por eso, fuentes conocedoras del mercado mexicano lo consideran más una campaña de imagen para reforzarse como líder del móvil en Latinoamérica que el lanzamiento de un negocio que dé frutos y suponga una diferencia sustancial entre las ofertas que existen en estos momentos.

TELEFÓNICA 4,05 -1,59%

Telefónica, mientras tanto, todavía no tiene fecha decidida para competir en la nueva tecnología, a pesar de que suma años de experiencia en Europa. La compañía cuenta con filiales que dan acceso a internet a alta velocidad en movilidad en España, Reino Unido, Alemania, República Checa e Irlanda, pero por ahora se muestra reacia a extender el servicio en Latinoamérica, sobre todo de forma masiva.

En esta situación influyen varios condicionantes, tanto operativos como regulatorios. En el caso específico de México, Telefónica es la operadora alternativa, no el ex monopolio, así que es América Móvil la que tiene el mayor número de usuarios empresariales y de consumidores de alto gasto. Y ésa es, precisamente, la cartera de clientes que mejor responde a los nuevos servicios de internet en movilidad, videollamada o descargas de contenidos que permite la tecnología de tercera generación.

A esta circunstancia se añade un aspecto regulatorio. Telefónica y América Móvil no tienen la misma capacidad en México, puesto que el reparto de espacio radioeléctrico no es el mismo.

Fuentes de la operadora española aseguran que, incluso en estos momentos, tendrían capacidad para lanzar 3G si quisieran, aunque admiten que con las frecuencias de las que disponen estarían un poco 'estrechos'.

Este problema, sin embargo, podría solucionarse pronto. Las autoridades mexicanas tienen en su agenda el reparto de más frecuencias y se trata de un tema en el que puede haber acuerdo entre las compañías que operan en el sector, lo que facilitaría la decisión. Eso sí, no será este año ni en los primeros meses del próximo, así que si Telefónica quiere plantar cara a Slim tendrá que lanzar sus primeros servicios de 3G con las frecuencias que tiene en estos momentos.

Y es posible que eso sea lo que suceda finalmente. Telefónica ha diseñado una estrategia de prudencia en el desembarco en la telefonía de tercera generación no sólo en México, sino en toda Latinoamérica. Ha ido preparando el terreno y cuenta con pruebas piloto en cuatro países -Brasil, Argentina, Chile y México-, según asegura la compañía, pero considera que el mercado todavía no está maduro y que los servicios pueden esperar todavía a que haya necesidades más concretas.

Por ahora, la política de Telefónica pasa por explotar al máximo el crecimiento del GSM, la segunda generación, que tiene una penetración en México del 70%, así que todavía queda recorrido.

Pero eso no quiere decir que Telefónica no esté preparada para lanzar la tercera generación, como demuestra el acuerdo firmado el pasado viernes en Madrid con el productor chino ZTE para que fabrique terminales 3G con destino a Latinoamérica. Y es que los planes de Slim y de América Móvil pueden marcar el calendario de Telefónica, que podría cambiar sus proyectos de lanzamiento de los nuevos servicios celulares y acelerarlos para contrarrestar a su máximo competidor. Y no sólo en México, porque el magnate ya ha avanzado que tendrá a corto plazo 3G en otros países de Latinoamérica.

Polémica con el iPhone antes de nacer

Telefónica está sufriendo una pequeña ciberrevuelta popular en Reino Unido por las condiciones en las que está previsto que saque a la calle el archifamoso iPhone. Aunque el lanzamiento será el mes que viene y la letra pequeña de los contratos no es oficial todavía, un grupo de internautas ha estado investigando y ha llegado a la conclusión de que Telefónica, a través de su filial británica O2, pondrá limitaciones a la descarga.

El atractivo del iPhone es que conjuga lo mejor de un móvil con el iPod, el MP3 estrella de Apple, y con aplicaciones multimedia. Y para sacar todo el partido del terminal se realizarán descargas. En un principio, Telefónica vendió una capacidad 'ilimitada', pero los foros aseguran que no es así. Según adelantan los futuros usuarios del iPhone, Telefónica pronto precisó que la 'no limitación' estaría limitada a lo que se considera un uso apropiado, pero que en cualquier caso sería muy difícil llegar al máximo posible al mes. Ahora, los internautas han descubierto que la limitación será de 200 MB al mes, lo que consideran una oferta muy pobre comparada con lo que dan los rivales.