CincoRed

La guerra por el nuevo DVD, sin un vencedor absoluto

Toshiba y Sony preparan una dura campaña de Navidad para imponer su formato. Antes deberán convencer al cliente

Blu-ray, 1; HD DVD, 1. Así se podría expresar en términos futbolísticos el resultado de la batalla que mantienen desde hace un año Sony y Toshiba para imponer en el mercado sus respectivas tecnologías de DVD de alta definición. La mayoría de analistas sostiene que aún hoy no hay un vencedor absoluto. Sí han ganado, unos y otros, algunas batallas parciales.

Por ejemplo, Toshiba, impulsor del formato HD DVD, ha conseguido, junto a sus aliados (entre los que se encuentra Microsoft), atraer a sus filas a los estudios Paramount, una acción que desconcertó a Sony hace dos meses. 'Ha sido una decisión muy sorprendente si tenemos en cuenta los datos recientes de venta de ambos formatos', explica en una entrevista telefónica Rich Marti, vicepresidente de desarrollo de nuevo negocio de Sony. Esta firma cuenta con el apoyo de Matsushita (matriz de Panasonic) que en noviembre lanzará nuevos grabadores de Blu-ray.

Lo cierto es que ambos rivales mantienen una guerra de cifras difíciles de contrastar. Marti sostiene que el software Blu-ray se ha vendido más que el de HD DVD, 'exactamente en una proporción de dos a uno, y el hardware (incluyendo reproductores y consolas PS3) también ha sido claramente más vendido el de nuestro formato'. Son datos de EE UU. Si nos vamos a Europa, Toshiba asegura que 'el HD DVD representó el 74% de las ventas de reproductores de alta definición desde enero a mayo de este año'.

Toshiba y sus aliados regalarán en Navidad cinco películas por cada equipo HD-DVD

En cualquier caso, Marti defiende que el apoyo de más de 170 compañías a la tecnología de Sony, entre ellas seis de los ocho principales estudios, 'apunta a una inevitable victoria de Blu-ray'. Algo que rechaza su rival.

Alberto Ruano, director general de Toshiba España, argumenta lo contrario. El directivo afirma que su formato se impondrá porque, además de contar con el apoyo de la industria informática (salvo Sony y Dell) y de las majors de Hollywood (Paramount, Universal, Warner y DreamWorks), 'tenemos el respaldo de toda la industria china (Onkyo ha anunciado ya un DVD HD DVD de alta gama por 999 euros y Venture otro a 299 euros)'.

Ruano añade que no conoce ninguna empresa que apoyara el HD DVD que se haya pasado a Blu-ray, 'mientras LG y Samsung, que primero respaldaron a Sony, ya han anunciado reproductores híbridos (para ambos formatos)'. Sólo Philips se mantiene fiel a Sony.

Para impulsar las ventas, uno y otro bando están definiendo estrategias de cara a Navidad. Sony, que hasta ahora sólo tenía un modelo de reproductor Blu-ray en el mercado español, ha presentado dos nuevos equipos que cuestan 599 y 999 euros. Y eso sin contar con su PS3, en la que confían tras las últimas rebajas de precios.

Toshiba, por su parte, tiene ya en la calle dos reproductores, el EP30 a 399 euros y el EP35 a 499, además de portátiles Qosmio y Satélite equipados con HD DVD. En 2006, la compañía vendió en nuestro país 5.000 unidades de HD DVD (incluyendo portátiles) y este año planea alcanzar las 20.000. Los planes de Toshiba son que todos sus portátiles incorporen en 2008 esta tecnología, que según los expertos aventaja en interactividad al Blu-ray, mientras el formato de Sony tiene mayor capacidad de almacenamiento.

En Navidad, Toshiba pondrá marcha una oferta para atraer al consumidor. Por cada reproductor o portátil que vendan ellos o sus aliados (HP, Lenovo, Fujitsu Siemens o Asus) con HD DVD regalarán cinco películas en este formato. La firma asumirá el coste de la promoción, que rondará los 300.000 euros, según Ruano.

Crecer sin 'canibalizar' el formato convencional

'No habrá un ganador hasta las Navidades de 2008', dice Ruano, 'cuando se pongan en el mercado reproductores a 199 euros'. El directivo cree que es una cuestión de precio y de capacidad para posicionar el nuevo producto en las tiendas, sin canibalizar al DVD tradicional. 'Debemos explicar al consumidor las ventajas de la alta definición, y si lo conseguimos habremos ganado'.

La tarea para Sony y Toshiba y todos sus socios será dura. Hoy todavía se venden muchos DVD clásicos porque la gente no ve las ventajas de los nuevos formatos. Sin ir más lejos, Warner Brothers vendió en torno a 250.000 copias de su película 300 en formato de DVD de alta definición, cifra que supone un 5% del total de ventas de este largometraje que ascendieron a casi cinco millones de unidades. Por esta razón, Toshiba también prepara para la próxima campaña navideña una oferta combinada de televisión de alta definición con reproductor HD-DVD. 'Es la manera que los consumidores vean los efectos', explica Ruano, quien añade que aún no han cerrado el precio de la promoción.