_
_
_
_
Proyecto urbanístico

Santander proyecta un rascacielos de 140 metros de altura

El Ayuntamiento de Santander busca referentes que se sumen a la playa del Sardinero o al banco de Emilio Botín para dar una imagen activa y moderna de la ciudad. Y parece que el nuevo estandarte será un edificio de 140 metros de altura en el que viviendas (en la parte más alta), oficinas, un centro comercial y un hotel de lujo, compartirán espacio.

El equipo de Gobierno, encabezado por el PP, ha comenzado a pulsar opiniones sobre el proyecto de la torre, la guinda del pastel urbanístico que supone la reordenación del espacio ferroviario de la ciudad cántabra.

Las obras de soterramiento de las vías y de las dos estaciones principales exigen un presupuesto de unos 365 millones de euros, que serían aportados por Fomento, y liberarán una bolsa de 200.000 metros cuadrados de suelo. Un área en el que el Consistorio planea un nuevo acceso a Santander desde el arco sur de la Bahía, zonas verdes, equipamientos deportivos, aparcamientos y más de 150.000 metros entre vivienda libre y protegida.

Pero lo que alimenta el debate es la torre más alta de la ciudad, con 40 plantas. Un punto neurálgico junto al que está prevista la presencia de la estación del AVE.

El alcalde, Íñigo de la Serna, sometió ayer estas actuaciones al Consejo de Sostenibilidad, órgano consultivo en el que están el PSOE y Grupo Municipal Regionalista, además de organizaciones ecologistas, asociaciones de vecinos, la Cámara de Comercio o representantes de la CEOE.

Desde el PP se esperaba, al cierre de esta edición, el respaldo del Consejo a la vista de que el propio PSOE había barajado en su programa electoral un edificio de similares características llamado a renovar el parque de oficinas. Una vez superada esta prueba, De la Serna pretende hacer público el proyecto a lo largo de la jornada de hoy.

Desde la oposición se valora que el grueso del debate en los próximos meses se centrará en 'cómo se resuelve todo el espacio ganado para la ciudad, no sólo en la torre'. De momento, el regidor santanderino deberá llevar la reordenación de espacios ferroviarios ante Fomento. Una cita entre administraciones que está fijada para el próximo 23 de octubre.

Toma fuerza la opción del concurso de ideas

Los populares del ayuntamiento de Santander se han encontrado con el apoyo de Fomento al cambio estético del eje Castilla-Hermida, la zona de Cándida y Cajo, la Plaza de las Estaciones... Es decir, cuenta con respaldo para diseñar un nuevo centro de Santander en los 12 kilómetros de corredor ferroviario que nacen junto al puerto y viajan paralelos al mar.Pero también hay puntos de fricción entre administraciones, como el suscitado por el traslado de los talleres de Renfe y FEVE.En lo que no se meterá Fomento es en la construcción de la torre, pues estima que los temas de urbanismo deben resolverse entre Ayuntamiento y gobierno cántabro.Un concurso internacional de ideas parece imponerse como modelo para concebir el diseño final del rascacielos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_