Aeropuertos

Ferrovial reclama un 7,75% de rentabilidad para Gatwick y Heathrow

Ferrovial pelea por mantener un coste de capital del 7,75% en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick, ambos regulados, que gestiona a través de BAA. La constructora pide al regulador tarifas que garanticen el vigente retorno de la inversión. Los precios definitivos se conocerán en noviembre.

Dos viajeros en las instalaciones del aeropuerto de Heathrow
Dos viajeros en las instalaciones del aeropuerto de Heathrow

Más de un punto y medio porcentual separa la propuesta de BAA, expresada en un informe de la empresa en manos de la Autoridad de Aviación Civil (CAA por sus siglas en inglés), del consejo emitido la semana pasada por la Comisión de Competencia de Reino Unido (CC) sobre el coste de capital de los aeropuertos regulados. En pleno proceso de actualización de las tarifas, por las que se fija el rendimiento de Heathrow y Gatwick, BAA y Competencia mantienen un pulso en el que la última palabra la tiene el citado regulador aeroportuario.

Competencia aconseja a la CAA, en un informe no vinculante, un coste de capital del 6,2% para Heathrow y del 6,5% para Gatwick. Esto supone un aumento en las tarifas del primero de 9,28 libras por pasajero a 10,96 en 2008, a lo que se suma la tasa de inflación más el 7,5% en los ejercicios sucesivos hasta 2013; y de 4,91 libras a 5,48 el próximo ejercicio en Gatwick, con incrementos posteriores de inflación menos un 0,5%.

Condiciones difíciles de digerir por Ferrovial, que argumenta problemas para refinanciar deuda y acometer inversiones con esos precios. Así, sigue negociando con la CAA y su propuesta, según fuentes cercanas al proceso, pasa por congelar el 7,75% vigente.

FERROVIAL 27,18 0,07%

'Un 7,75% sería coherente con las necesidades de inversión en la renovación de los aeropuertos y con el proceso de refinanciación de deuda por la compra de BAA que estamos acometiendo', contesta un portavoz de Ferrovial. Pero la empresa se niega a dar detalles sobre los términos en que está tratando con el regulador.

Durante los últimos 20 años no se conoce una rebaja en el retorno permitido por parte de la CAA. Era del 7,5% entre 1992 y 1997, se mantuvo en el siguiente quinquenio, y subió al 7,75% actual en 2003.

Escaso margen

Distintas fuentes aseguran que la CAA suele ajustarse al consejo del servicio de Competencia. Pero Ferrovial aún tiene plazo y no le queda más salida que presentar argumentos a su favor hasta que la CAA emita una propuesta de precios en firme el próximo noviembre. Después, y hasta abril, se abren cinco meses en los que la autoridad de aviación civil mantendrá un nuevo ciclo de consultas con todas las partes afectadas, incluidas las compañías aéreas y la propia BAA.

Las futuras tarifas que regirán el negocio de Ferrovial en los aeropuertos regulados del entorno de Londres se construye a partir del coste de capital, una estimación de las inversiones, costes operativos, ingresos y el tráfico previsto para cada aeropuerto, entre otros valores. El resultado es el precio máximo que BAA podrá aplicar por cada pasajero que pasa por Heathrow y Gatwick, a lo que hay que sumar la inflación.

Ferrovial argumenta que, tras endeudarse en la compra de BAA, la propuesta de la CC pone en riesgo el plan de refinanciación así como las inversiones previstas a 11 años vista por 9.500 millones de libras. 'En un contexto de incertidumbre en el entorno financiero y de nuevos retos de seguridad que aumentarán las inversiones necesarias en los aeropuertos, no es asumible una rebaja en el coste de capital', explica Ferrovial.

Cambio de escenario

'La revisión es complementaria (aunque separada) a la investigación que Competencia lleva a cabo sobre BAA, y puede dar lugar a cambios en el papel de la CAA como regulador económico de los aeropuertos', advierte la Secretaría de Estado de Transportes.

Un Sir para revisar el papel del regulador

Joseph Pilling es uno de esos personajes que encarna, para los británicos, el espíritu de la nación. Es decir, un Sir. Tras años en destacados puestos políticos, se le acaba de encomendar la revisión del regulador de los aeropuertos (CAA).

Persona de la máxima confianza de la secretaria de Estado de Transportes, Ruth Kelly, Pilling ha sido Secretario Permanente en Irlanda del Norte hasta 2005 y trabajó en el departamento de Salud e Interior.

Su equipo deberá reconsiderar la estructura de la CAA, su relación con el Gobierno, con empresas, otros reguladores e incluso su alcance como regulador dentro de áreas como la seguridad o las tasas aeroportuarias.

BAA, filial de Ferrovial en la gestión de Heathrow y Gatwick, no ha querido valorar oficialmente el nombramiento. Sin embargo, fuentes cercanas a la actual negociación de las tarifas estiman que el impacto de la revisión se notará a más largo plazo: 'El actual proceso culmina en marzo y lleva meses en marcha, no hay mucho margen para que el papel de la CAA varíe radicalmente en estos meses'.