Inmobiliario

Ortega y Banif compran un edificio en Berlín

Amancio Ortega continúa con su fuerte apuesta en el sector inmobilario. El presidente de Inditex ha comprado, junto con Banif, un edificio de oficinas en el centro de Berlín por 275 millones de euros.

Ponte Gadea, la sociedad patrimonial de Amancio Ortega, y la entidad de banca privada Banif, a través de su filial Banif Inmobiliario, se han aliado para comprar un edificio en la capital alemana por 275 millones de euros.

El inmueble, que ha sido adquirido a la firma de inversión inmobiliaria norteamericana Tishman Speyer, consta de 50.500 metros cuadrados de superficie y está situado en la calle Friedrichstrasse 66-70, importante vía comercial de la capital alemana. Este inmueble formó parte del primer proyecto de recuperación de la zona central de la ciudad a principios de los años noventa, tras la reunificación de las dos Alemanias. La rentabilidad estimada del edificio alcanza los 20 euros el metro cuadrado al mes, indican fuentes inmobiliarias.

En la actualidad, el edificio está ocupado, entre otras compañías, por Coca-Cola, que tiene situada aquí su sede central en Alemania, Citibank y AT Kearney. A su vez, los locales comerciales tienen como inquilinos a firmas de lujo como Gucci.

Banif dispone de experiencia en el mercado berlinés, ya que también es propietario del complejo conocido como Niketown. 'Nuestro interés por la capital alemana se debe a que la rentabilidad que ofrece es algo superior a la de Madrid, por ejemplo, ya que dispone de más oferta y liquidez', dicen desde la entidad financiera. 'La misión que nos marcamos es buscar oportunidades en el mercado en edificios no residenciales, alquilados y que ofrezcan altas perspectivas de rendimiento a nuestros clientes, en función de sus perfiles'.

Fuentes del sector justifican la inversión conjunta entre Ponte Gadea y Banif en el afán de conseguir, de esta forma, 'una diversificación del riesgo'. Estas mismas fuentes indican que esta operación es la primera que realiza Ortega en el mercado alemán.

Actividad inmobiliaria

En el último año, Amancio Ortega ha adquirido un edificio centenario en el centro de Roma por 130 millones de euros y otro en Londres diseñado por Norman Foster. Además, participa junto con Caixa Galicia y Manuel Jove en el fondo inmobiliario Azora Europa que pretende invertir 1.000 millones de euros en los próximos cinco años en Europa del Este.

También, se ha hecho con dos edificios en Madrid, uno en el Paseo de la Castellana 70, por 105 millones, y otro en la Plaza de la Independencia, con Restaura, por 40 millones de euros.

Las inmobiliarias españolas apuestan por Alemania

El mercado alemán está desde hace un tiempo en el punto de mira de los grupos inmobiliarios españoles. Compañías como Lubasa, Renta Corporación, Fadesa, Restaura, Metrovacesa, Chamartín o Casa Cuberta han realizado distintas inversiones tanto en residencial como en oficinas en los últimos años. Una iniciativa a la que podría añadirse en un futuro el banco Santander, 'cuyo fondo inmobiliario mira con interés este mercado', añaden estas mismas fuentes.

La firma Tishman Speyer no es una desconocida para las compañías españolas, con las que ya ha trabajado en el mercado internacional. Además de realizar esta operación con Ponte Gadea y Banif Inmobiliario, el pasado agosto vendió a Metrovacesa ocho edificios en este país por 340 millones de euros. Siete están situados en la ciudad de Düsseldorf y uno en Fráncfort.