Capitalización

Google ronda ya los 600 dólares por acción

Supera a clásicos como IBM, HP, Intel y Oracle

Google puede batir otro récord. El precio de sus acciones está a punto de superar los 600 dólares. En la sesión del martes alcanzó, intradía, los 596,8 dólares, hasta entonces su máximo histórico. Una cota casi inimaginable en agosto de 2004, cuando la compañía debutó en el Nasdaq con un precio en su oferta pública de venta de acciones de 85 dólares. En el momento en que alcance los 600 dólares, Google habrá acumulado una revalorización del 605%.

No es su primer hito. El anterior fue logrado el 21 de noviembre de 2006 cuando los títulos del gigante de internet rebasaron los 500 dólares. No obstante, Google ha tenido una evolución en el mercado marcada por las continuas subidas y bajadas. De hecho, tras esa plusmarca, las acciones de la empresa cayeron hasta los 438 dólares, su mínimo anual, registrado el 2 de marzo. Desde entonces, acumulan una revalorización cercana al 36%. En lo que va de año, el ascenso ronda el 26%. Ni siquiera el anuncio a finales de agosto de la retirada de George Reyes, histórico director financiero de la empresa, ha frenado la marcha.

Sin duda, esta subida es una buena noticia para los accionistas de Google, encabezados por los fundadores Sergey Brin y Larry Page, y por grandes firmas de inversión como Fidelity y Capital Research & Management Company, que mantienen un 10,5% y un 6,2% del capital, respectivamente.

GOOGLE 2.049,09 1,10%

Con estos precios, la compañía ha alcanzado una capitalización bursátil superior a 182.000 millones de dólares, cinco veces más que Yahoo, su gran rival en el negocio de la web. En su imparable escalada, Google también ha superado a grupos tecnológicos tradicionales como IBM, que tiene un valor en bolsa de 161.000 millones; Intel, con 151.000 millones; HP, con 131.500 millones; y Oracle, con 111.000 millones.

De igual forma, adelantó, por algunos momentos a Berkshire Hathaway, el holding de Warren Buffett. Ahora su desafío es rebasar a Cisco Systems, que tiene una capitalización de 211.000 millones. Microsoft, con 278.000 millones parece todavía una meta lejana.

No obstante, de momento, las previsiones parecen optimistas. Esta semana, los analistas de Credit Suisse señalaron que los ingresos de Google en el tercer trimestre van a aumentar en doble dígito (rondarán los 3.840 millones de dólares) en relación al periodo entre abril y junio. Hasta ahora, las estimaciones del conjunto de los analistas apuntaban a un crecimiento secuencial de dicha magnitud del 7,1%.

A su vez Lehman Brothers decidió mantener en 'sobreponderar' su recomendación sobre Google con un precio objetivo de 610 dólares. En una línea similar, a finales de septiembre, los analistas de UBS mantuvieron su recomendación sobre la empresa en 'comprar', con un precio objetivo de 655 dólares.

El alcanzar o no dichas cotas puede depender del éxito de la operación de compra de DoubleClick así como de los resultados obtenidos en su aventura en el mundo de las aplicaciones ofimáticas. En el primero de estos ámbitos, Google está a la espera de la aprobación por parte de los reguladores tanto en EE UU como en Europa. En el Congreso estadounidense, la empresa se ha encontrado con las comparecencias, especialmente duras, de los representantes de rivales como Microsoft, quienes han advertido que la operación amenaza a la libre competencia en el mundo de la publicidad online.

Quizá estas críticas de la empresa de Bill Gates sean una respuesta al intento de Google de hacer la competencia a Microsoft en uno de los segmentos donde más le duele, el de Office, uno de los negocios clave de Microsoft. La última ofensiva de Google vino ayer. Esta firma amplió su oferta de correo electrónico para empresas en un intento de extender su paquete de soluciones Google Apps. También ha introducido soluciones de seguridad para e-mail desarrolladas por Postini, firma comprada este verano por el gigante de la red. Probablemente, la pugna entre ambas se va a endurecer en los próximos meses.

Henry Blodget prevé un precio de 2.000 dólares

Henry Blodget, ex analista de Merrill Lynch y una de las figuras de internet en la época de la burbuja tecnológica, parece dispuesto a recuperar protagonismo, aunque sea empañado en polémica. En su blog personal, Blodget aseguró que las acciones de Google podrían alcanzar un valor de 2.000 dólares, lo que se traduciría en una capitalización bursátil cercana a los 750.000 millones de dólares. El ex analista no precisó cuando podría llegarse a esa cota y se limita a hablar de 'un horizonte de tiempo razonable' en los próximos diez años.

Blodget, considerado un ángel caído por la mayor parte de la comunidad financiera de Wall Street, basa sus argumentos en la capacidad de Google para comer negocio no sólo a todas las mayores compañías de medios de comunicación de la Tierra, sino también a las empresas tecnológicas y cita el nombre de Redmond, localidad estadounidense donde tiene su sede Microsoft.

Las palabras del ex analista han sido muy contestadas en numerosos blogs y webs financieras. Eric Savitz, de Barron's, recordó que Blodget alcanzó la fama cuando se cumplió, aunque de manera momentánea, su pronóstico de que las acciones de Amazon superarían la cota de los 400 dólares. Savitz dijo que Blodget ha sido expulsado de la industria financiera. Michael Arrington, de TechCrunch, fue más duro al decir que alguien debería desenmascarar a Blodget, indicando que siempre está diciendo mentiras para mantenerse en los titulares.

En cualquier caso, nadie sabe hasta dónde puede llegar Google en la próxima década. Aunque para llegar a 2.000 dólares, los títulos deberían multiplicarse casi por cuatro. Un reto difícil.