Remodelación

Cajasur reestructura su red comercial y concentra las empresas participadas

Las remodelaciones continúan en Cajasur como resultado de la nueva etapa de cooperación con la Junta de Andalucía y de las irregularidades detectadas por el Banco de España. La entidad cordobesa, que la pasada primavera abrió una auditoría interna y cambió su cúpula directiva para reforzar los controles, anunció ayer que reordenará ahora su red comercial y sus empresas participadas de cara al nuevo plan estratégico 2008-2010.

La caja controlada por la Iglesia estudia agrupar sus 84 firmas participadas en un holding único que sustituya su actual modelo de tres sociedades cabeceras. El objetivo, según Cajasur, es concentrar sus cartera industrial y 'simplificar estructuras y procedimientos para lograr una mayor eficiencia y generar sinergias de negocio, incidiendo en una mayor reducción de costes mediante la obtención de economías de escala'.

Las empresas participadas, que suman unos 300 millones de euros de inversión, están ahora en manos de José Luis López Criado, mano derecha del nuevo director general, José Antonio Arcenegui. López Criado sustituyó a Francisco Rodríguez a raíz de las presuntas irregularidades cometidas por el ex director general Francisco Jurado utilizando empresas del grupo. Estas irregularidades dieron lugar a una auditoría interna que sigue abierta.

En cuanto a la red comercial, el ajuste persigue 'adecuarla a su presencia geográfica actual y anticiparse a las exigencias futuras de su política de apertura de oficinas'. De este modo, las 478 sucursales de la caja cordobesa, repartidas en 15 provincias y 7 comunidades autónomas, se agruparán en 34 direcciones de zona, que a su vez se adscribirán a 9 demarcaciones territoriales.

Andalucía queda dividida en siete direcciones territoriales, tres de ellas en Córdoba. Fuera de la comunidad, donde Cajasur mantiene ya una de cada diez oficinas, la dirección territorial Centro aglutinará las sucursales de Madrid y Ciudad Real, mientras que la dirección Arco Mediterráneo, que amplía su ámbito de actuación, tendrá a su cargo los locales de Barcelona, Valencia, Murcia y Alicante.