Construcción

ACS prevé ganar este año 1.500 millones, un 20% más

El grupo constructor y de servicios ACS espera cerrar el presente ejercicio con un beneficio de 1.500 millones de euros, es decir, el 20% más que los 1.250 millones de resultado registrado en 2006. Así lo comunicó el jueves el director general corporativo del grupo, Ángel García Altozano, en una reunión con analistas celebrada en Cádiz. Estas cifras permitirán a la multinacional cerrar 'el mejor año de su historia', según el directivo. El alza del resultado será posible en buena medida gracias al incremento de la facturación, que, según lo previsto, crecerá el 49% hasta totalizar 21.000 millones.

ACS calcula que en el conjunto de este año generará 3.200 millones de recursos propios, tanto por sus actividades como por desinversiones. Esta cuantía garantiza, según la empresa, su capacidad de inversión y la retribución al accionista. ACS se ha beneficiado de la consolidación de Unión Fenosa en sus cuentas, de la que es primer accionista con un 40,5%.

García Altozano subrayó el proceso de diversificación emprendido por la compañía. Hace diez años, el grupo registraba el 16% de sus ventas fuera de España, frente al 24% actual. En 1997, cuando el beneficio ascendía a 49 millones, el 68% de la facturación procedía del sector constructor. En la actualidad, esta proporción ha disminuido hasta el 34% en la previsión de ventas para 2007 (7.300 millones).

ACS 27,22 1,00%

El directivo recalcó que el 60% de este área lo copa la obra civil, mientras que la edificación de viviendas no supone más del 2% de su Ebitda y del 17% de su cartera de obra, lo que pone a la compañía a salvo de una crisis de la construcción residencial.