Telefonía

La tarifa del móvil sube un 6,5% el primer trimestre sin redondeo

Hicieron un esfuerzo en el primer trimestre del año y la bajada de tarifas fue la mayor desde que la CMT vigila el precio de los móviles. Pero no ha habido continuidad en el segundo trimestre. Las operadoras de móvil encarecieron precios entre abril y junio un 6,5% frente a los tres meses anteriores, en plena implantación de las nuevas tarifas por el fin del redondeo. Eso sí, el coste sigue por debajo de 2006.

La tarifa del móvil sube un 6,5% el primer trimestre sin redondeo
La tarifa del móvil sube un 6,5% el primer trimestre sin redondeo

Lo certifica la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT): las operadoras de telefonía móvil subieron los precios en el segundo trimestre del año con respecto a los tres meses anteriores. Fue un 6,5%, una tasa sustancialmente más alta que la inflación, y se produjo justo en el trimestre en el que las nuevas tarifas lanzadas para ajustar el fin del redondeo, en teoría con un efecto neutro, estuvieron plenamente en vigor.

Así se constata en el informe del sector en el segundo trimestre, presentado el viernes, el mismo que en la edición anterior daba una buena noticia a los usuarios, por la fuerte bajada del móvil en el primer trimestre. Pero los descensos no han continuado en el segundo, cuando los ingresos medios por minuto de Telefónica, Vodafone, Orange y el resto de las nuevas operadoras pasaron de 17,78 céntimos entre enero y marzo a 18,94 céntimos de abril a junio. No es la primera vez que los precios del móvil se elevan en un trimestre, pero el alza es la de mayor cuantía en los últimos tiempos y también se refleja en el índice de precios que, con base 100 en 2005, realiza la CMT desde entonces.

La mayor parte de la subida se la han llevado los usuarios de tarjetas prepago, porque es en esta modalidad donde más se eleva el precio. Estos consumidores pagaron un 26,6% más por cada minuto consumido, siempre según los datos de la CMT. Los abonados con un contrato pospago, en cambio, casi no vieron incrementada la tarifa de su servicio celular. El alza fue de un 2,8%.

Esta diferencia de incrementos ha vuelto a normalizar los precios del pospago y el prepago. En teoría, la primera de las modalidades es más beneficiosa para las operadoras, ya que implica una cierta fidelidad del cliente, da seguridad a los ingresos e incluye una cuota de abono o consumo mínimo. Por eso, está primado con tarifas más bajas, pero en el primer trimestre de este año no fue así. El minuto pospago costó 18,23 céntimos, frente a los 15,78 céntimos de los sesenta segundos prepago. En el segundo trimestre, la subida de precios ha fijado el pospago en 18,75 céntimos, más barato que los 19,97 céntimos del pospago.

La buena noticia para los consumidores es que la subida de los últimos meses no ha sido tan elevada como para compensar la rebaja del primer trimestre. Es decir, el móvil sigue siendo más barato que el año pasado.

Las tarifas del segundo trimestre tienen especial interés porque en marzo entró en vigor la ley antirredondeo, que obliga a las operadoras a cobrar por segundos. Para compensar este cambio, las grandes compañías cambiaron sus tarifas, en teoría con un efecto neutro. En mayo, un informe de la CMT ya alertaba de que la neutralidad no había sido tal. Vodafone había bajado precios, pero Telefónica (Movistar) y Orange los habían subido. Ahora se constata con el precio del trimestre, que muestra el impacto real en el servicio a los usuarios.

Competencia a paso lento

Además del redondeo, en el segundo trimestre la competencia de nuevas operadoras era ya una realidad plena, pero los datos de la CMT demuestran que su impacto en los precios fue casi tan escaso como en la base de clientes de sus grandes rivales.

Telefónica y Vodafone incrementaron ligeramente su cuota por número de usuarios -hasta el 46,15% y el 30,04%, respectivamente-, pero la responsabilidad en este caso es más bien de Orange, que cedió mercado tras limpiar su cartera de clientes de consumidores inactivos y se quedó en el 22,67%.

Pero lo que muestra el informe de la CMT es que el avance de la competencia de nuevos entrantes el lento. Todos los rivales recién aterrizados suman una cuota inferior al 1,15%, con 535.524 líneas en conjunto. Euskaltel es la más destacada, seguida de Yoigo y Happy Móvil. Carrefour Móvil y Lebara están incluso por debajo del 0,1%.

Los clientes con ADSL a 20 megas se reducen al 3,6%

El informe de la CMT también hace un repaso a los clientes de banda ancha conectados a las distintas velocidades que se ofertan en el mercado y la cifra de líneas que disponen de la supervelocidad -más de 10 megas- sigue sin crecer.

De hecho, su cuota es sólo del 3,6% en el segundo trimestre, lo que implica una bajada con respecto al 4% del informe anterior. La bajada, sin embargo, es mucho más reducida, ya que la CMT ha revisado sus propias cifras y en el documento presentado el viernes da sólo un 3,62% del mercado a la alta velocidad para el primer trimestre.

Aunque menos que con los datos anteriores, la cuota de los 20 megas cae, a pesar de que sube ligeramente el número de clientes, que llega a 267.815.

También se reduce la cuota -y, en este caso, hasta el número de usuarios- de las líneas que se conectan entre los cuatro y los 10 megas. Lo que más aumenta es la velocidad de tres megas, aunque las cifras del segundo trimestre en este aspecto han cambiado mucho, porque Telefónica empezó en verano a migrar a todos sus clientes de un mega a tres.