Encuesta del Banco de España

La demanda de créditos al consumo baja por primera vez en tres años y medio

Los créditos solicitados por las familias para el consumo bajaron en el tercer trimestre por primera vez desde hace tres año y medio, según un informe publicado por el Banco de España. La entidad considera que las turbulencias financieras de agosto han rodeado de una "mayor incertidumbre de lo habitual" las perspectivas económicas para España.

Las entidades exigieron más garantías para la concesión de créditos por la reducción de las perspectivas sobre la actividad económica y, ¢muy especialmente¢, sobre el mercado de la vivienda, así como por la menor competencia de las instituciones no bancarias, según la Encuesta de Préstamos Bancarios del Banco de España.

En el segundo trimestre, la demanda de nuevos préstamos por parte de las empresas continuó aumentando, aunque en menor medida que en meses anteriores, mientras que la solicitud de hipotecas descendió ¢notablemente¢, y la demanda de fondos para consumo y otros fines por parte de las familias disminuyó por primera vez en los últimos tres años y medio.

Los resultados de esta encuesta muestran también que las entidades bancarias endurecieron las condiciones de los créditos para familias y empresas, aunque para estas últimas el endurecimiento fue menor.

"Suave desaceleración"

El informe también alude a la evolución financiera, y señala que en España la crisis de los mercados se manifestó, como en otros países, en aumentos de las primas de riesgo crediticio, descensos en los valores bursátiles, un repunte de la volatilidad de las cotizaciones y una reducción de las rentabilidades de la deuda pública. Esto ha ocurrido, añade el Banco, en un contexto en el que la deuda de los hogares y las empresas "continuó mostrando una pauta de suave desaceleración", aunque siguió avanzando a "ritmo elevados".

El BE subraya que la moderación de la actividad económica española se ha dado en los principales sectores -construcción, industria y servicios de mercado-, del mismo modo que la creación de empleo avanza a ritmos "más moderados" que en los primeros meses del año.

El boletín insiste, como hizo ayer el gobernador en su comparecencia en el Senado, en que aún es pronto para poder valorar el impacto en la economía española de las turbulencias financieras que fueron provocadas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses.

El mercado inmobiliario

Entre los componentes del crecimiento, el Banco de España señala que continúa moderándose la inversión en construcción, y que los datos sobre empleo también muestran una "desaceleración de la actividad" en este sector, del mismo modo que en los dos primeros trimestres del año.

La entidad añade que el alto número de visados que se aprobaron el año pasado permitiría anticipar que la edificación residencial va a crecer a buen ritmo en 2007, aunque la moderación que se ha observado en la demanda de viviendas "podría ralentizar la ejecución de algunos proyectos".

Por otro lado, el BE pronostica que el descenso "notable" de las solicitudes de hipotecas registrado durante los primeros seis meses del año se acentuará en el tercer trimestre, al tiempo que las exigencias de las entidades financieras para concederlas continuarán endureciéndose.