Vital Kutxa

Rojo reclama ante los Príncipes la necesidad de una caja vasca

El presidente de Vital Kutxa, Gregorio Rojo, reivindicó ayer la bondad de la fusión de las cajas de ahorros vascas. Ante un auditorio, entre los que se encontraban los Príncipes de Asturias, abogó por dar pasos en esa dirección 'sin complejos'.

Nuevo edificio y, posiblemente, nuevos escenarios. El presidente de Vital Kutxa, Gregorio Rojo, aprovechó la inauguración de su nueva sede corporativa, un acto al que acudieron los príncipes de España y los máximos responsables de BBK y Kutxa, Xabier de Irala y Carlos Etxepare, respectivamente, para realizar un alegato sobre la bondad de una integración de las tres cajas de ahorro del País Vasco.

Rojo no se escondió, a pesar de que no exhibió el término fusión en su exposición. En su discurso público, sin embargo, aseguró que 'junto con su colegas', se habían anticipado escenarios. Así afirmó que disponían de análisis y diagnósticos 'compartidos que nos han conducido a suscribir distintas alianzas estratégicas'.

El presidente de Vital añadió que se habían dado nuevos pasos 'en la buena dirección, de modo decidido y sin complejos', con el objetivo de reforzar de 'manera definitiva' la posición competitiva de las cajas vascas 'su futuro empresarial, su crecimiento y su compromiso social'.

En ese marco, Rojo, apostó por dar 'un paso adelante' en clave empresarial, de 'construcción de país' y en beneficio de los clientes y de la sociedad 'a la que servimos'. Abundó en el asunto al manifestar que se abría 'un nuevo horizonte' y dar un paso para desarrollar 'al máximo' las oportunidades que 'nos concede el nuevo escenario la fusión.

Vital invierte 31 millones en su sede

Dos años de obras y un presupuesto de 31 millones de euros han servido para construir la nueva sede corporativa de Vital Kutxa, una de las tres cajas de ahorro que deberá afrontar una posible integración para constituir una caja única. El proyecto de la entidad financiera alavesa lo han considerado como emblemático e innovador y pretende conjugar su compromiso empresarial con el desarrollo sostenible y la defensa de los valores medioambientales. El previsto por la BBK en Bilbao para ubicar su nuevo centro de dirección y que deberá estar operativo en 2013, requerirá de una inversión cercana los 80 millones de euros. Kutxa, de momento, parece que se conforma con su actual domicilio corporativo. En que edificio se ubicará la sede central de la caja fusionada, si al final se cierra un compromiso político, está, todavía por definir.