Junta de accionistas

Los accionistas de Tubos Reunidos aprueban en junta la fusión con Condesa

La junta extraordinaria de accionistas de Tubos Reunidos (TR) aprobó ayer las condiciones que facilitarán la fusión con Condesa, para alumbrar el mayor grupo industrial en Bolsa y el segundo fabricante de tubos de Europa.

La operación está planteada como una fusión por absorción de Condesa por parte de TR, pese a que los primeros tienen un mayor tamaño industrial. Pero en el nuevo grupo, los propietarios de Condesa, las familias Uribarren e Iribecampos, serán los principales accionistas. Tendrán entre un 36,25% y un 40,01%, como máximo. Como todos quieren evitar una opa, han diseñado una estrategia que ayer fue aprobada por los accionistas de TR.

Esta empresa realizará un split (desdoblamiento) de cuatro acciones nuevas por cada título antiguo. También reducirá su capital en 170 millones con la compra de acciones propias para luego amortizarlas.

TUBOS REUNIDOS 0,19 -2,44%

En esta fase pueden entrar los actuales accionistas de TR si han decidido salir de la compañía, que les garantiza un precio mínimo de 22,48 euros por acción (ayer, el valor cerró en Bolsa a 21,40 euros, un 3,03% más). El precio final lo fijará la Bolsa, en las treinta sesiones anteriores antes de finalizar la fusión.

Durante la jornada de ayer, los consejos de administración de Tubos Reunidos y Condesa también aprobaron y ratificaron la fusión, según fuentes de la primera de las compañías.

El grupo resultante tendrá una cifra anual de negocio de 1.625 millones de euros y 4.200 empleados, repartidos en dieciocho fábricas, nueve en el extranjero. Producirá 1,4 millones de toneladas de tubos de acero soldados y sin soldadura. Controlará el 2% de la producción mundial en este sector.