Resultados

Los resultados de Morgan Stanley sufren el impacto de la crisis financiera

Morgan Stanley anunció hoy una caída en sus ganancias del tercer trimestre, por el impacto de la crisis en los mercados de préstamos hipotecarios y corporativos, aunque sus ingresos crecieron por los sólidos negocios de banca de inversión e intermediación de acciones.

El banco obtuvo un beneficio neto de 1.543 millones de dólares (1.104 millones de euros) al cierre de su tercer trimestre fiscal, lo que supone un 17% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, pero un 40% menos que en el segundo trimestre, antes del estallido de la crisis en los mercados de crédito derivada de las dificultades en el mercado hipotecario 'subprime' de EEUU.

¢Pese al impacto de las severas alteraciones del mercado en algunas divisiones de la compañía, incluyendo nuestros productos crediticios, préstamos apalancados y el negocio de estrategia cuantitativa, Morgan Stanley todavía registró un sólido resultado en la mayoría de sus principales actividades¢, afirmó el presidente del segundo banco de inversión de EEUU, John J. Mack.

Los ingresos del banco alcanzaron los 7.958 millones de dólares (5.695 millones de euros), un 13% más que en el tercer trimestre del ejercicio precedente, impulsados por el aumento de las comisiones en su división de banca de inversión.

Sin embargo, la entidad reconoció pérdidas de 940 millones de dólares (1.313 millones de euros) relacionadas con la corrección sufrida por los mercados de crédito, así como con compromisos de financiación adquiridos. Estas pérdidas redujeron las ganancias operativas del tercer trimestre en cerca de 0,33 dólares (0,23 euros). ¢La corrección refleja la iliquidez creada por las actuales condiciones de los mercados¢, explicó la entidad.

Ayer, fue Lehman Brothers el banco encargado de estrenar la temporada de resultados en Wall Street, presentando unas cifras mejores que las esperadas. La entidad ganó en su último trimestre fiscal, marcado por la crisis de las hipotecas de alto riesgo, 887 millones de dólares (640 millones de euros), lo que supone un descenso del 3% comparado con el mismo periodo de 2006. El consenso de analistas preveía una caída del 6%.