Resolución

La CE rompe el dominio de los talleres oficiales de vehículos

La Comisión Europea quiere romper el dominio que los talleres oficiales de las grandes marcas de coches tienen en la reparación de vehículos. Bruselas ha exigido a DaimlerChrysler, General Motors, Fiat y Toyota que faciliten toda la información técnica de los coches a los talleres independientes para que puedan hacer frente a todas las averías.

La CE rompe el dominio de los talleres oficiales de vehículos
La CE rompe el dominio de los talleres oficiales de vehículos

La exclusividad que tienen los talleres oficiales de las marcas de coches en la reparación de buena parte de las averías se va a terminar. La Comisión Europea (CE) ha decidido intervenir directamente en el conflicto entre los talleres independientes y las grandes empresas de automóviles.

En un comunicado publicado el viernes, el ejecutivo comunitario señaló que ha aprobado una resolución por la que cuatro grandes fabricantes de automóviles, General Motors, Fiat, Toyota y DaimlerChrysler se han comprometido con Bruselas a suministrar información técnica sobre sus automóviles a todos los talleres independientes de los países de la Unión Europea. Los compromisos adquiridos por estas compañías han tenido lugar después de que la CE haya calificado como inadecuado el acceso a estos datos de estos garajes de averías, lo que les colocaba en una situación de inferioridad ante los talleres oficiales. Los responsables comunitarios señalan que los fabricantes estaban infringiendo algunas normas de competencia. Ahora, quienes violen estas resoluciones podrían sufrir sanciones económicas de hasta un 10% de sus ingresos anuales.

La comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, aseguró que 'los consumidores se van a beneficiar de la mayor competencia entre los talleres independientes y los autorizados por las grandes marcas de coches', y añadió que los primeros habían perdido la capacidad de competir al no tener acceso a información técnica relevante de los automóviles.

Los precios de los talleres oficiales son hasta un 50% más altos que en los independientes

De igual forma, Bruselas ha indicado que diversos informes de organismos especializados muestran que los precios en los talleres oficiales son sensiblemente más altos, en algunos casos, en más de un 50%. La CE señala que en el caso de Alemania son un 16% más caros mientras que en el Reino Unido, según datos del Departamento de Comercio e Industria son del 120%. El ejecutivo comunitario asegura que en España son un 33% más caros. La CE concluye que estas diferencias son significativas en cuanto que los costes de reparación y mantenimiento pueden ser superiores al precio pagado inicialmente en la compra del vehículo en cuestión

La decisión de Bruselas se ha producido tras una larga investigación que se ha prolongado durante casi cinco años. Las primeras normas comunitarias en este sentido se aprobaron en 2002, pero los problemas en este segmento de los talleres perduraron. En febrero de 2003, la CE advirtió a los fabricantes de automóviles que actuaría legalmente contra ellos si infringían esta regulación.

La excepción de los antirrobos

La resolución de la Comisión Europea permite a los fabricantes de automóviles no revelar diversas informaciones sobre los mecanismos antirrobo y el funcionamiento de algunos de los sistemas electrónicos a bordo. No obstante, los constructores garantizan que esta excepción no impedirá a los talleres independientes la posibilidad de poder realizar las reparaciones que no están relacionadas directamente con este tipo de prestaciones. De igual forma, los talleres independientes podrán recibir toda la información sobre los automóviles a un precio fijado en relación al uso que se haga de dichos datos. Los fabricantes suministrarán la información a través de internet.

En este sentido, un portavoz de Fiat aseguró que la compañía ya suministraba desde hacía tiempo la misma información a los talleres independientes que a los centros oficiales. En declaraciones a la agencia Reuters, recordó que Fiat ha invertido más de un millón de euros durante los últimos meses en el desarrollo de una página web en la que se ha incluido toda la información técnica para facilitar las reparaciones.