Banda ancha

Ofensiva de los rivales de Telefónica para frenar el dominio de su ADSL

Telefónica ya venía avisando, pero los resultados del mercado de banda ancha en junio fueron demoledores: captó el 71% de todas las altas del sector. La reacción no se ha hecho esperar. Orange, Ono, Jazztel y Tele2 han variado su estrategia y han recortado los precios para presentar una ofensiva que cambie la tendencia en la campaña de arranque de curso.

Los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que certificaron el imparable avance de Telefónica no pudieron llegar en peor momento. Los publicó el 31 de julio, así que los rivales del ex monopolio empezaron las vacaciones con mal pie. Constatar que el principal competidor de todos ellos no sólo había superado por primera vez en mucho tiempo una cuota del 56% en el mercado total de banda ancha, sino que en junio captó casi tres de cada cuatro de los clientes que decidieron apuntarse a la alta velocidad no es la mejor noticia para irse tranquilo a veranear.

Los datos de julio y agosto todavía no se conocen, pero los significativos son los meses que están por venir. Lo importante para los operadores alternativos es retomar el pulso de cara a la campaña de vuelta al cole, uno de los momentos fuertes de la temporada en banda ancha.

Telefónica parte con la ventaja de la triplicación de velocidad que comenzó a principios de julio y que está llevando a todos sus usuarios de un mega a tres megas de velocidad. æpermil;sta será su oferta estrella -con llamadas por 39,90 euros al mes-, unida a su entrada en la guerra del ADSL barato, con una nueva propuesta de un mega a precio reducido.

TELEFÓNICA 3,70 -0,38%

Con este conocimiento, sus rivales han dedicado parte del verano a diseñar su política de contraataque, que incluye cambios en la estrategia, reducciones de precios y campañas de recuperación de credibilidad.

La más madrugadora fue Ono, con una revisión completa de su cartera de productos y de precios cuando aún no había terminado agosto. La propuesta más innovadora es la apuesta por la velocidad. La operadora de cable, que se había mantenido alejada de la guerra de los 20 megas, entró de lleno en ella al poner en el mercado la primera oferta de 25 megas de capacidad. Eso sí, a precios más altos que los operadores alternativos de ADSL.

Banda ancha a mitad de precio o gratis

Jazztel fue la segunda en salir al ruedo, sólo tres días después que Ono. ¿Su reclamo? ADSL a 20 megas, televisión y voz a mitad de precio hasta el año que viene, con el objetivo de mejorar sus cifras de clientes a final de ejercicio.

Después de estos dos anuncios hubo unos días de tranquilidad en el sector, pero ha saltado por los aires esta semana. Primero fue Jazztel, el martes, la que anunció el lanzamiento de un plan de choque para recuperar la confianza de los usuarios en sus capacidades operativas y técnicas. Su gancho es devolver el dinero a los abonados que no estén satisfechos con el servicio.

Orange tardó 24 horas en reaccionar, con un anuncio de triplicación de la velocidad del ADSL y una rebaja a 36 euros de su oferta de tres megas.

Y ayer Tele2 se sumó a la competición. Los clientes que decidan apuntarse a su servicio a 20 megas durante este mes de septiembre tendrán cuotas gratis hasta enero de 2008. Según los cálculos de la operadora, esta oferta supone un ahorro de 139 euros. A partir de enero, la cuota mensual es de 39,9 euros y en ese precio se incluye la conexión a internet a alta velocidad, la cuota de la línea y las llamadas a fijos locales y nacionales.

Estas ofertas, sin embargo, siguen teniendo una gran diferencia sobre las de Telefónica. Ninguna de ellas es nacional, sino que dependen de las zonas donde Ono, Orange, Jazztel y Tele2 tienen cobertura con red propia.

Fuerte caída del cable y los alternativos

Junio no suele ser un buen mes para la banda ancha. La cercanía de las vacaciones ralentiza la firma de contratos. Por ello, la cifra de altas bajó bastante con respecto, por ejemplo, a abril, con 102.472 nuevos clientes frente a 161.636.

La alarma saltó cuando se desagregaron esos datos. Telefónica había subido con respecto a mayo, mientras que el cable se desplomó a menos de la mitad y los alternativos de ADSL captaron más de 10.000 clientes menos.