_
_
_
_
æscaron;ltima

El ferrocarril de alta velocidad europeo acorrala al avión

La reducción en el tiempo del trayecto París-Londres impulsa las ventajas de la alta velocidad

El ferrocarril de alta velocidad europeo acorrala al avión
El ferrocarril de alta velocidad europeo acorrala al aviónREUTERS

El tren araña viajeros y cuota de mercado al avión progresivamente en Europa. En estos días Eurostar, la alta velocidad franco-británica, logró recortar el tiempo de trayecto entre París y Londres, poniendo ambas capitales a sólo dos horas y quince minutos. Un nuevo récord gracias a la reforma de las vías británicas que augura nuevos clientes en un recorrido que ya ha ganado la partida a las compañías aéreas. Desde 2005, el 70% de viajeros prefiere atravesar el Canal de la Mancha bajo tierra, para aparecer poco después en la renovada estación Saint Pancras International londinense.

El fenómeno ya se ha vivido en España en el caso del AVE a Sevilla, que prácticamente ha arrinconado al avión, y se prevé pase lo mismo con el destino Madrid-Barcelona. Fuentes de Renfe calculan que, si finalmente el trayecto se cubre en dos horas, el 90% de los pasajeros abandonará los aires para circular por los raíles.

La hazaña de Eurostar dio alas a la compañía de ferrocarriles francesa SNCF en 2005 para proponer a sus colegas del Viejo Continente una alianza ferroviaria. La sólida experiencia de la alta velocidad gala y sus enormes tentáculos, que ya llegan hasta la frontera alemana con la línea París-Estrasburgo en sólo dos horas y veinte minutos (en lugar de cuatro horas y diez minutos) convenció a sus homólogos de Alemania, Reino Unido, Bélgica, Austria y Suiza. Dos años después, las tres principales alianzas aéreas Star Alliance (Lufthansa), Oneworld (British Airways) y Skyteam (Air France-KLM) tienen un nuevo y férreo competidor, Railteam, la filial creada entre la SNCF y las compañías de ferrocarriles alemana (Deutsche Bahn), belga (SNCB), austriaca (OBB), holandesa (NS Hispeed) y suiza (FCC). Persiguen transportar 25 millones de pasajeros en 2010.

España e Italia se unirán a la alianza ferroviaria europea cuando se realicen las conexiones de alta velocidad con Francia

Su inversión, 30 millones de euros, permite a los pasajeros de París a Maastricht o de Londres a Colonia comprar un único billete por su sistema unificado de reservas y por internet. Y no se conforman con haber arañado mercado al avión en los trayectos de menos de tres horas; ahora quieren competir en trayectos europeos con correspondencias.

Con su línea entre París y Estrasburgo, Francia ocupará el epicentro del nuevo mapa de alta velocidad europea, dejando Colonia a sólo tres horas a finales de 2007, y Fráncfort a 3,45 horas. En este último trayecto la nueva alianza augura pasar del 15% de su cuota de mercado al 45%. Los obstáculos legales ya están superados. La Comisión Europea ha dado luz verde al proyecto, en vista de la liberalización del transporte internacional de pasajeros, previsto en 2010. A finales de este año, París estará a menos de cuatro horas de Ámsterdam, una vez que entre en servicio la línea de alta velocidad holandesa. El tren cuenta además con la conciencia ecológica de sus viajeros; ahorra unas cuantas toneladas de emisiones de CO2.

España e Italia, a la zaga, entrarán en la alianza cuando sus respectivas altas velocidades estén conectadas con el país galo, algo que no llegará en el caso español hasta 2012. El tramo entre Nimes y Montpellier no estará activo hasta 2009, y el de Perpiñán ni siquiera tiene una fecha fijada.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_