Competencia

El PP europeo organiza un acto en apoyo de las tesis de Microsoft

Microsoft se ha encontrado con un extraño aliado en su batalla con Bruselas: el Partido Popular Europeo, en el que milita el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso. Ayer organizó un acto de claro apoyo a la multinacional.

El evento, celebrado a cinco días de que el Tribunal de la UE dicte sentencia sobre el recurso de Microsoft contra una cuantiosa multa de la CE, se presentó bajo el envoltorio de un almuerzo de trabajo para debatir sobre 'los límites de la política de competencia: ¿hacia dónde vamos a partir de ahora?'.

Pero la supuesta mesa redonda, convocada al unísono por la Computing Technology Industry Association, un lobby al que pertenece Microsoft, y la división de pequeñas y medianas empresas del Partido Popular Europeo (PPE), al que pertenecen Barroso y muchos de sus comisarios, sólo contaba con dos ponentes. Ambos, curiosamente, renombrados defensores de las tesis de Microsoft. Y el más destacado representante del PPE en el acto, el eurodiputado británico Malcolm Harbour, corroboraba con cabezazos aquiescentes sus intervenciones a favor de una política de competencia 'basada en rigurosos criterios económicos y no en interpretaciones formalistas'.

Un azorado moderador, del instituto de estudios británico Centre for the European Reform, tampoco supo o pudo ejercer el papel de abogado del diablo que hubiera equilibrado la balanza.

Al final del debate, uno de los invitados, a la sazón funcionario de la Comisión aunque no del departamento de Competencia, no tuvo más remedio que intentar una atribulada defensa de los criterios que se aplican en Bruselas para defender a los rivales de las compañías que abusan de su posición dominante.

Un grupo creado para trabajar a favor de las pymes europeas

El logotipo del Partido Popular Europeo resaltaba ayer prominente a la entrada del salón donde se celebró el debate sobre las implicaciones de la sentencia Microsoft en la política europea de Competencia. Pero la organización del acto se llevó a cabo a través de una unidad del partido llamada SME Union, creada, en teoría, para trabajar a favor de las pequeñas y medianas empresas, una categoría en la que no parece encuadrarse Microsoft. Numerosos eurodiputados del grupo Popular europeo forman parte de SME Union y los españoles Cristóbal Montoro y Esther Herranz García figuran en el 'círculo' de apoyo.