Datos

Los inversores europeos se refugian en los monetarios

Muchos inversores y analistas se preguntan como afectará a la inversión en fondos la reciente crisis experimentada por los mercados financieros. Pues bien, los datos de Lipper para el mes de julio en Europa revelan que las temidas posibles salidas masivas de los inversores no se han producido, al menos, por el momento. Bien es verdad que la continuación e intensificación de la crisis del crédito en el mes de agosto puede traer unas cifras considerablemente diferentes el mes que viene.

De hecho, Lipper contabiliza unas suscripciones netas que se elevarían a algo más de 8.000 millones de euros, si bien la mayoría de las principales clases de activos están mostrando algunos reembolsos y son los fondos monetarios los que consiguen 'salvar los muebles'.

De esta manera, conviene puntualizar que concretamente son los fondos monetarios tradicionales los que se están beneficiando de las entradas netas de dinero, ya que los hasta hace poco populares fondos monetarios dinámicos experimentaron unas ventas considerables.

Lipper contabiliza unas suscripciones netas de algo más de 8.000 millones

El dato es muy significativo, porque aunque entonces no se conocían con detalle los problemas, traducidos en moderadas pérdidas, en los que han incurrido algunos de estos fondos, parece que un determinado número de inversores ya no se encontraba tan cómodo como hacía un tiempo con unos valores liquidativos que eran algo volátiles.

Otro de los beneficiados por el favor del dinero de los inversores europeos fueron los fondos garantizados, que registraron unas suscripciones netas totales estimadas cercanas a los 7.000 millones de euros, una de las cifras más altas desde que Lipper hace seguimiento de los flujos de dinero en fondos a nivel paneuropeo.

En el lado negativo, se puede ver a los fondos de renta fija. Aparte de las lógicas ventas en todos aquellos tipos de fondos de deuda corporativa de mayor o menor calidad crediticia, nos encontramos con que los fondos que invierten en deuda de calidad europea también han venido sufriendo importantes salidas de dinero. Parece claro que el mal comportamiento de este tipo de activo durante los últimos meses, unido a unas perspectivas de futuro muy poco claras, tuvo mucho mayor peso que la seguridad y la calidad ofrecida por los mismos.

Los fondos inmobiliarios, que habían disfrutado de unas constantes entradas netas de dinero en el último par de años, fueron otro de los lógicos y esperados damnificados. Así, Lipper estima unas ventas netas por más de 4.000 millones de euros en estos productos. Los fondos de renta variable, por su parte, experimentaron unos reembolsos netos relativamente moderados de 3.800 millones de euros.

Finalmente, el análisis de los flujos de patrimonio a nivel de los diferentes domicilios europeos sigue poniendo de relieve que los centros offshore, con Luxemburgo y Dublín a la cabeza, dominan las suscripciones en fondos en una tendencia que parece que continuará en el futuro próximo.