Mercados

La crisis aumenta el atractivo del dividendo frente a la renta fija

La renta variable gana terreno en detrimento de la deuda. Cuatro empresas del Ibex ofrecen una rentabilidad por dividendo superior al 4,36% del bono español a 10 años. En el primer semestre del año, las empresas repartieron 11.115 millones de euros para retribuir al accionista.

En estos tiempos de volatilidad y crisis crediticia la caída del tipo de interés de los bonos ha aumentado el atractivo de las empresas con alta retribución al accionista. Así, la rentabilidad por dividendo del Ibex 35 es del 3,5% y empresas como Telecinco, Antena 3, Santander y BBVA ofrecen rendimientos superiores al 4,36% del bono español a 10 años.

Y es que las cifras ratifican esta alternativa de inversión. Frente a los 21.700 millones de euros repartidos en 2006 en concepto de dividendos, en el primer semestre del año los accionistas recibieron 11.115 millones de euros brutos, un 14,22% más que en el mismo periodo del año anterior y una cifra que roza la del total de 2004.

'Son dos tipos de activos diferentes, aunque invertir en acciones de alta rentabilidad por dividendo tiene un gran atractivo y este tipo de empresas están siendo recomendadas por los analistas en los últimos meses como valores refugio', señala Jordi Padilla, director de renta variable de Atlas Capital.

Morgan Stanley apuesta por empresas con rentabilidades por dividendo superiores al coste de su deuda

Sin embargo, los expertos consideran que los dividendos, que dan impulso a la cotización y forjan fidelidades en tiempos de frenéticas actividades corporativas, son un arma de doble filo, ya que es necesario conocer si la cuantía es sostenible y la manera en que la empresa financiará su crecimiento para que no se produzca su descapitalización.

Asimismo, la elección de las diferentes opciones depende del perfil de riesgo de cada inversor. Iván San Félix, de Renta 4, indica que 'los que decidan invertir en Bolsa ahora mismo tienen que ser personas con poca aversión al riesgo'.

Los expertos, favorables

Morgan Stanley, que continúa creyendo que la situación actual es una buena oportunidad de acumular posiciones en el mercado de acciones europeo, considera que es el momento de centrarse en compañías cuya rentabilidad por dividendo es superior al coste de su deuda. Así, el banco de inversión norteamericano ha señalado que los dividendos tienden a incrementarse con el paso del tiempo mientras que esto no ocurre con la renta fija.

De esta manera, el sector financiero y el constructor, que tradicionalmente han gozado de unas altas rentabilidades por dividendo, se encuentran ahora en el ojo del huracán, al ser las compañías más afectadas por la crisis subprime. Según Iván San Félix, 'si queremos tener una cartera con menos riesgo, nos tendríamos que fijar en algunos valores como Bolsas y Mercados Españoles, Telefónica, Telecinco, Antena 3 y, aunque su negocio nos gusta menos, Indra y Enagás'.

Padilla, por su parte, reitera la buena rentabilidad por dividendo de Telefónica (un 3,8%) y de las telecos en general, que son generadoras de caja, tienen su deuda estructurada y no les afecta demasiado la corrección. Además, el analista añade que habría que refugiarse en valores como Clínica Baviera o Viscofán, que tiene un nivel de endeudamiento muy bajo, con márgenes al alza y que pueden pagar un dividendo más alto.

Padilla observa, sin embargo, que Telecinco y Antena 3 no reúnen el perfil de valores defensivos, a pesar de que ofrezcan rentabilidades del 6,8% y el 5,9% respectivamente. Por el contrario, empresas como Enagás, Red Eléctrica y Abertis, con rentabilidades alrededor del 3% y el 2%, son valores más recomendados por el analista.

'Las financieras, como Santander y BBVA, son valores baratos y tienen altas rentabilidades por dividendo alrededor del 4,5%, pero el miedo generado por la crisis ha contagiado a los inversores, que temen que haya pérdidas en determinados vehículos de inversión', comenta el director de renta variable de Atlas Capital.

Tras su estreno en la Bolsa Española hace poco más de un año, los ETF han realizado en el primer semestre de 2007 el primer abono de dividendo. En concreto, dos fondos cotizados han repartido un total de 1,7 millones en concepto de retribución al accionista.

Los bonos, en un segundo plano

'En este momento no estamos incrementando nuestra posición en bonos', indica Alejandro Babío, analista de Fineco. Así, a pesar de que la rentabilidad de la deuda española a 10 años se considera un activo refugio en tiempos de inestabilidad -y a pesar de que el mercado se ha refugiado en este activo- actualmente ésta no parece ser la opción preferida por la mayor parte de los inversores.

De todos modos, y a pesar de la bajada de los tipos de interés, algunos perfiles conservadores continúan considerando este tipo de inversión como una alternativa más segura mientras continúe la incertidumbre bursátil. De esta forma, Babío añade que 'las instituciones que tenían algún tipo de exposición a los activos hipotecarios los han vendido a cualquier precio para después poder entrar en bonos'.

Jordi Padilla, por su parte, recomienda a los inversores que se refugien en activos a corto plazo de alta calidad, 'ya que los productos estructurados de renta fija y los colaterales van a ser rechazados por parte del inversor, que se va a refugiar mucho más en depósitos bancarios, repos venta de un activo con el compromiso expreso de recomprarlo a una fecha fija con un precio preestablecido o en Letras del Tesoro'.