Textil

Las cadenas de moda infantil experimentan el mayor crecimiento del sector

Las tiendas especializadas son las únicas que han crecido en el sector textil, impulsadas por la competencia y la subida de la natalidad.

Las cadenas de moda infantil experimentan el mayor crecimiento del sector
Las cadenas de moda infantil experimentan el mayor crecimiento del sector

Septiembre llega, y con él, toca reincorporarse a la vida cotidiana. Ni siquiera los niños pueden librarse del retorno a la realidad. La vuelta al cole se anuncia próxima: libros de texto, material escolar, uniformes... y, por supuesto, ropa nueva. El comienzo de las clases dispara las ventas de las tiendas de moda infantil, ya que se unen "la llegada de la colección de otoño-invierno y la demanda generada por el inicio del nuevo curso", cuenta Domingo Martínez, director general de la cadena Nenuco.

"Hoy en día el sector se encuentra en un momento positivo, estabilizado", agrega una portavoz de la marca Kiabi. En 2006, la facturación del mercado textil ascendió a los 22.460, 33 millones de euros. Sin duda, el mes de septiembre resulta excelente para el sector. Prueba de ello es que en estos días, tanto la enseña Nenuco como C&A inauguran sendas tiendas Kidsen las slas Canarias. Joaquín Padín, director de desarrollo de negocio de la cadena Neck&Neck, explica que "el aumento de la natalidad, sumado a la importancia de que el niño vaya bien vestido y al amplio abanico de ofertas que ofrece el mercado" han hecho este mercado muy "atractivo" desde todas las perspectivas. Según Padín, hoy los padres otorgan más importancia a la vestimenta de sus infantes porque "desean que el niño sea cada vez más similar a ellos. Ya no sólo importan las ocasiones especiales: bodas, comuniones..., sino el día a día".

Por ello, hipermercados, grandes almacenes, tiendas independientes, cadenas especializadas y firmas, se esmeran en ofrecer al cliente la mejor relación calidadprecio, un producto exclusivo y una atención personalizada en los puntos de venta. Un informe sobre el sector textil, elaborado por la consultora TNS, muestra que son las cadenas especializadas las que, en el primer semestre de 2007, experimentaron un mayor crecimiento, del 5,4%. Si bien, el consumo general "no atraviesa sus mejores momentos", pues ha decaído un 3,5%. "Las cadenas especializadas están experimentando una expansión muy fuerte", confirma el presidente de la patronal textil de Madrid Acotex, Borja Oria, "debido a que han ocupado un nicho especializado que estaba vacío, como es el de los niños. Anteriormente, tan sólo se habían ocupado de ese segmento las tiendas de barrio y las cadenas de mujer".

'Las tiendas de barrio han perdido cuota de mercado, pero no desaparecerán'

César Santos, director general de Nanos, asegura que el éxito de las cadenas especializadas reside en "una imagen más cuidada, una oferta más reconocible, unas mejores localizaciones y una óptima utilización de sus stocks". Joaquín Padín, de Neck&Neck, añade que el cliente es cada vez más "exigente", y demanda "calidad, variedad", y sobre todo "que el niño salga completamente vestido de una sola tienda, en vez de tener que ir tienda por tienda". Esta cualidad encarecería las posibilidades de muchas tiendas de barrio, y por ello, según afirma Padín, estas "están en vías de extinción".

Borja Oria no comparte esta postura. Reconoce que "las tiendas de barrio han perdido bastante cuota de mercado en los últimos años", pero asegura que "nunca van a desaparecer porque tienen su propio nicho de mercado". Oria habla de un tipo de cliente fiel que prefiere un producto "exclusivo, especial y diferente" que se oferte en un establecimiento tradicional, donde aún haya lugar para la elaboración a mano o a medida, la atención personalizada y el asesoramiento.

Grandes diseñadores, pequeños clientes

Los síntomas de buena salud del mercado de la moda infantil no han pasado desapercibidos para los grandes diseñadores. Victorio & Lucchino, Adolfo Domínguez o Agatha Ruiz de la Prada, entre muchos otros, han decidido incluir en sus colecciones una línea para los más pequeños. Las firmas "de lujo" apelan a su prestigio para ganarse al consumidor. "El cliente es cada vez más exigente y busca un producto muy diferenciado, único". "En el segmento alto hay muy pocas marcas españolas, por lo que intentamos atender a una demanda existente", dicen desde Victorio&Lucchino Junior. Su objetivo comercial consiste en "crear tendencia para unas niñas que serán nuestras futuras clientas".

Hablan de un mercado "retador", donde la competencia es muy fuerte. "El incremento de la competencia en nuestro segmento ha endurecido las condiciones del mercado". Vicente Mompó, director comercial de Attraction Group, la enseña fabricante y distribuidora de los diseños infantiles de Agatha Ruiz de la Prada, reitera que la competencia es "tremenda", pero afirma que el sector "se defiende bastante bien de las grandes cadenas de distribución". El año pasado, el negocio de niños de Agatha Ruiz de la Prada generó unos ingresos de unos cinco millones de euros. De cara al futuro, V L Junior y Agatha Ruiz de la Prada pretenden crecer en el extranjero. Desde el segmento medio y medio-bajo, no temen a las firmas de alto standing, puesto que "hay una diferencia abismal entre las respectivas líneas de precios", revela la portavoz de Kiabi. "Nuestros clientes", continúa, "no son los mismos, por lo que las grandes firmas no nos hacen daño".