Textil

Abercrombie proyecta entrar en España para competir con Zara

Es una de las cadenas de moda más populares entre los jóvenes de Estados Unidos y ahora quiere poner un pie en el mercado español. Abercrombie & Fitch, conocida por su estilo 'casual de lujo', busca ubicación en España para instalarse. Competiría con marcas como Zara y H&M.

Llegó a Europa hace unosmeses vía Londres y ahora se plantea seguir creciendo en el Viejo Continente. Abercrombie & Fitch, que en marzo inauguró en la capital británica su primer establecimiento fuera de Norteamérica, estudia seguir con su expansión internacional y se ha fijado en el mercado español. La compañía ¢busca agresivamente¢ en España inmuebles donde ubicarse, según señaló su director financiero, Mike Kramer, en una conferencia ante analistas celebrada esta semana.

Además de España, Italia, Francia, Alemania, Dinamarca y Suecia forman parte de su objetivo de crecimiento. ¢Estamos preparados para expandirnos en Europa y Japón¢, aseguró Kramer. En Tokio, donde ya ha encontrado localización, prevé su apertura en 2009. La estrategia de desarrollo de Abercrombie & Fitch ¦mdash;que ofrece ropa para jóvenes y niños bajo las marcas Abercrombie & Fitch, Abercrombie, Hollister y Ruehl¦mdash; pasa por un formato de tienda de mayor tamaño y ¢más rentable¢.

El director financiero de la compañía citó como ejemplos los establecimientos abiertos recientemente en la Quinta Avenida de Nueva York y en Londres, que se encuentran entre los que mejor funcionan del grupo. Comparado con el resto de tiendas de EEUU, ¢este formatomás grande y productivo supone un nuevo modelo para nosotros¢.

Con todo, la compañía reconoce que se mueve con cautela, más aún tras la experiencia europea de su rival Gap, que se encuentra en proceso de reestructuración. ¢La competencia en la distribución textil es muy elevada¢, señala la compañía. ¢La puesta en marcha de la estrategia de crecimiento depende de varios factores¢, como son, ¢encontrar localizaciones de primer orden, negociar condiciones aceptables de arrendamiento y cumplir proyectos y presupuestos¢, añade.

Además, ¢dado que la empresa no ha registrado todas sus marcas en todas las categorías en todos los países¢, asegura, ¢la expansión internacional y comercialización de productos puede ser limitada¢, afirma. En España, la marca Abercrombie & Fitch está ya registrada y es titular A&F Trademark.

Para el ejercicio fiscal 2007, el grupo espera inaugurar entre 110 y 120 nuevas tiendas y remodelará otras 20. Las inversiones previstas para este año ascienden a 405 millones de dólares. De hecho, y dados los planes de expansión en Europa, el grupo decidió en marzo gastar 35 millones de dólares en comprar un avión para ¢los viajes de negocio¢ de la directiva, indican las cuentas.

Abercrombie&Fitch está valorada en Bolsa en unos 6.900 millones de dólares (5.070 millones de euros). El grupo reconoce unos ingresos de 3.318 millones de dólares el pasado año (2.440 millones de euros) con un beneficio neto de 422 millones de dólares. La cadena cuenta con 988 tiendas en Estados Unidos, Canadá y una en el Reino Unido.

El origen del grupo se remonta a 1892, cuando Scotsman David Abercrombie fundó una pequeña tienda que, tras su unión con Ezra Fitch, se convirtió en una marca conocida por la ¢durabilidad¢ y ¢calidad¢ de sus prendas, utilizadas en safaris por el presidente Theodore Roosevelt y el escritor Ernest Hemingway, explica la compañía. Limited Brands compró la empresa en 1988 y, 10 años más tarde, la escindió del grupo.

En 1992, tras la llegada de un nuevo equipo directivo conMichael Jeffreis al frente, el grupo comenzó a reposicionar la marca Abercrombie & Fitch dirigiéndose con un estilo ¢casual¢ a jóvenes inspirado en la élite universitaria estadounidense. Desde 2004, la marca Ruehl se dirige a un público más mayor, y Hollister, es la más ¢informal¢.

Fuerte competencia en el sector textil

La llegada de Abercrombie & Fitch a Europa no hará más que azuzar la competencia en un sector ya de por sí marcado por una enorme actividad. A los grandes grupos europeos se suman los estadounidenses, que como Abercrombie & Fitch, buscan hacerse su hueco en los países europeos. Los rivales europeos de la estadounidense, con todo, le superan en la mayoría de cifras: Inditex se mantiene como líder en el Viejo Continente en ventas (8.196 millones de euros en su último ejercicio), seguida de su rival H&M, con 7.279,9 millones.

Abercrombie & Fitch, por su parte, registró el año pasado 2.440 millones de euros de facturación. Gap, que intenta superar las dificultades, ingresó 11.723 millones de euros en su último ejercicio. Esta enseña tiene tiendas, además de en EE UU, en Canadá, Reino Unido, Francia, Irlanda y Japón. En España, intentó sin éxito su entrada a mediados de los años noventa. Abercrombie & Fitch también es más pequeña que sus rivales europeas por capitalización: frente a los cerca de 5.070 millones de euros de valor en Bolsa de la empresa estadounidense, Inditex está valorada en 26.566 millones de euros; H&M, por su parte, tiene un valor de mercado de 317.360 millones de coronas (33.860 millones de euros).