Entretenimiento

Nokia 'juega' otra vez con la N-Gage

La firma lanzará mañana en Londres su negocio de videojuegos

Dos años después de haber retirado del mercado su fracasada videoconsola portátil N-Gage, el gigante finlandés de la telefonía móvil Nokia ha decidido darse una segunda oportunidad en el suculento negocio del videojuego. La compañía no pretende revivir su antigua consola, un híbrido entre máquina de juegos y celular, sino rescatar la marca N-Gage para ofrecer un servicio de juegos multijugador que funcionará sobre sus terminales con sistema operativo Symbian Serie 60.

La multinacional no ha querido desvelar detalles sobre este lanzamiento, pero fuentes conocedoras del mismo aseguraron ayer a Cinco Días que la plataforma será anunciada oficialmente mañana durante el evento GoPlay que la firma tiene previsto celebrar en Londres, y al que asistirá su consejero delegado, Olli Pekka Kallasuvo, junto a otros directivos.

El servicio de Nokia ofrecerá juegos de grandes desarrolladores como Electronic Arts y de pequeños creadores de títulos. La idea es que los propietarios de teléfonos de la marca finlandesa que corran software N-Gage puedan jugar a diferentes títulos contra sus amigos, comprar y recomendar nuevos juegos desde sus terminales y participar en torneos multitudinarios.

Ofrece un servicio de juegos para sus teléfonos con Symbian Serie 60

Nokia ha mantenido desde 2003 su apuesta por el negocio del videojuego, que ya ha superado en facturación al cine y la música. En septiembre de ese año, la finlandesa estrenó la primera consola N-Gage, pero recibió duras críticas por parte de los usuarios. Tras este primer fracaso, la compañía no dudó en lanzar otra versión mejorada y más económica en mayo de 2004, bajo el nombre de N-Gage QD. Tampoco resultó. En esos dos años, la firma había vendido dos millones de máquinas, cuando se había fijado de meta distribuir seis millones de unidades.

Como asegura a News.com Tomi Huttula, director de producto de Nokia, ambas consolas fueron buenas ideas pero nacieron antes de tiempo. Un mensaje que repiten otras empresas con proyectos fracasados. 'Hoy los móviles son más potentes. Ya no hay problemas para que manejen buenos gráficos; los teléfonos están conectados entre sí y la gente siempre los lleva consigo', añade el directivo.

Con esta filosofía parte la nueva apuesta de Nokia, que ha cerrado ya acuerdos con desarrolladores de juego como i-Play y la japonesa Capcom. 'No quieren perder la base de conocimiento adquirido durante estos años', dicen fuentes próximas a este periódico. El servicio se lanzará inicialmente para algunos modelos de móviles, pero la firma, que facturó el pasado año 54.000 millones de dólares, extenderá el servicio a otros terminales lo largo de 2008. El órdago a Nintendo DS y a la PSP de Sony, que pronto añadirá opciones de telefonía, queda echado. ¿Irá a la tercera la vencida?

Estudiar al usuario

Los profesionales de Nokia han viajado por seis ciudades del mundo, entre ellas Barcelona, junto a un equipo de diseño de la empresa de Silicon Valley Ideo. El objetivo: estudiar cómo juega la gente con sus móviles y qué quiere. Como resultado, el nuevo N-Gage permitirá ver a los usuarios qué juego tienen sus amigos y si están conectados, entre otras cosas.