Disputa

César Areces Fuentes pide a la Junta de El Corte Inglés que la compañía salga a Bolsa

El accionista César Areces Fuentes, que ha ganado en los tribunales un pleito para obligar a El Corte Inglés a adquirir el 0,67% de la empresa por 98 millones de euros, ha pedido al presidente de la firma, Isidoro Alvarez, que saque a bolsa la compañía.

Así lo indicaron hoy a Efe fuentes de los accionistas, tras la celebración el domingo de la Junta General Extraordinaria de El Corte Inglés, que aprobó una ampliación de su capital social de 13.524.000 euros.

Areces Fuentes se "congratuló" por el "buen estado de salud" de la compañía, que ganó 712,4 millones de euros en 2006. Pero criticó en nombre suyo y el de sus hermanos (Ramón, María, Jesús y Rosario), que poseen entre todos más del 2,8% del capital de la compañía, que no se hiciese referencia a la sentencia del Juzgado Mercantil número 3 de Madrid contra El Corte Inglés, recurrida actualmente en la Audiencia Provincial de Madrid.

Fuentes de El Corte Inglés, al ser preguntados por Efe, no quisieron hacer ninguna valoración sobre la petición de César Areces Fuentes.

Este dictamen judicial obligaba a la empresa de distribución a adquirir por 98.520.524,80 euros las 390.905 acciones propiedad de César Areces Fuentes, hijo de Celestino Areces y sobrino del antiguo presidente de la firma, Ramón Areces, en vez de los 35 millones que ofreció la compañía en diferentes negociaciones.

Así, según las estimaciones de los expertos, el precio de El Corte Inglés, tras la ampliación de capital a más de 473,34 millones de acciones, podría superar los 14.500 millones de euros, con lo que si cotizase en bolsa podría tener una capitalización bursátil superior a la de compañías como ACS -la décima compañía del selectivo Ibex-35-.

Por la sentencia, comunicada el pasado mes de mayo, El Corte Inglés debe depositar "un aval bancario a primer requerimiento" por 99 millones de euros, una vez que se resuelva el recurso contra ella de la empresa de distribución en la Audiencia Provincial de Madrid.

César Areces Fuentes calificó de "muy grave" la omisión de esta sentencia pues, a su juicio, "por su significado y por su cuantía no creo que pueda calificarse de irrelevante", y recordó que la "obligación" del Consejo de Administración es "recoger" en el informe de gestión "los acontecimientos importantes para la sociedad ocurridos".

El accionista de El Corte Inglés recriminó a los directivos de la empresa de distribución que "el valor de las acciones de 'El Corte Inglés' no es el que ustedes (los directivos) pretendieron que fuera y también saben que una forma indiscutible de determinar el valor de las acciones, alejada de toda parcialidad, es que sea el mercado el que lo determine".

El Corte Inglés, por el contrario, defendía que un perito independiente designado por el Consejo de Administración de la compañía decidiese sobre este precio, que sumaba un valor de 5.500 millones de euros y fijaba para cada acción de seis euros de valor nominal (serie A) un valor de 74,93 euros.

La parte demandante, representada por el bufete Jiménez de Parga, fijó este precio en 196,4 euros (121,47 euros más) y, finalmente, el juzgado mercantil le dio la razón al obligar a El Corte Inglés a adquirir por este precio, en los próximos diez días, las 378.602 acciones de la serie A (6 euros de valor nominal) y por 1.964 euros los 12.303 títulos de la serie B (60 euros de valor nominal).

Según el Juzgado Mercantil número 3 de Madrid, el precio ofrecido por El Corte Inglés para adquirir los títulos no se correspondía "con el valor razonable de la acción", ya que en el valor de las acciones se debía tener en cuenta la actividad de esta compañía.