Nuevo reglamento

La factura eléctrica se podrá reducir entre un 2 y un 8% con los nuevos contadores

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el reglamento unificado de puntos de medida del sistema eléctrico nacional, en el que se regulan las condiciones de funcionamiento y las características que deberán reunir los nuevos contadores de electricidad. El Gobierno calcula que si los clientes gestionan sus consumos por medio de la contratación de discriminación horaria podrán hacer que su facturación se reduzca entre el 2% y el 8%.

Según ha anunciado el Ministerio de Industria en un comunicado los nuevos contadores electrónicos son obligatorios desde el pasado 1 de julio para los nuevos suministros hasta una potencia contratada de 15 kilovatios (kW), lo que afecta a consumidores domésticos y pequeñas empresas. En total, la norma afecta a 25 millones de puntos de suministro.

Discriminación horaria y telegestión

La principal novedad de la norma aprobado hoy se refiere a la introducción de aspectos técnicos relacionados con la adecuación de estos equipos, los cuales deberán permitir la discriminación horaria y la telegestión.

La finalidad del esquema de discriminación horaria es que sean los propios usuarios los que decidan sus consumos en las distintas franjas horarias del día, lo que permitirá un mayor ahorro energético mediante la aplicación de una mejor política de gestión de la demanda y el suavizamiento de los picos y los valles de las gráficas de la demanda eléctrica.

Periodos distintos de tarifación

La reducción de la factura entre el 2 y el 8% se producirá en caso de que los consumidores opten por acogerse a este nuevo esquema tarifario, por lo que tendrán que instalar un contador discriminador de dos periodos, que recoge una punta de 10 horas al día y valle el resto.

Por otro lado, los sistemas de telegestión son instrumentos que permiten el intercambio de información y actuaciones entre las empresas distribuidoras y los contadores eléctricos mediante el acceso remoto a éstos por parte de las compañías. De esta forma, las empresas podrán conocer su curva de consumo, lo que servirá para ofrecer a cada cliente un servicio más ajustado a sus necesidades y, consecuentemente, un ahorro en su factura.

Sustituir los viejos contadores

Tras la aprobación del reglamento, Industria está a la espera de la elaboración por parte de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) de un plan detallado que se aprobará posteriormente, en el que se recogerá el coste estimado de la sustitución.El Ministerio estima que la sustitución se efectuará previsiblemente en función del grado de amortización de cada aparato. De esta forma, los tradicionales contadores se irán cambiando según su antigüedad.

El reglamento de hoy recoge las diversas normas existentes hasta el momento, ya que anteriormente la normativa regulaba por separado los requisitos de medida para los consumidores en alta tensión y para los de baja tensión. De esta forma se simplifica y clarifica el conjunto de la normativa relativa a este capítulo.