Operador

Nasdaq planea vender su participación en LSE para reducir su endeudamiento

Tras dos intentos fallidos de comprar la Bolsa de Londres, Nasdaq está estudiando deshacerse de su participación del 31%. Si la operación se lleva a cabo, el operador bursátil norteamericano planea reducir su endeudamiento y recomprar acciones propias.

La época de fusiones de las grandes Bolsas de valores no parece tener fin. Y en este escenario comienza a ser importante saber a quién acercarse. Después de asistir a uniones como la de NYSE y Euronext o a la aprobación de la adquisición del operador de la Bolsa de Milán por parte de los accionistas de la gestora del mercado bursátil de Londres, la plataforma de negociación tecnológica estadounidense Nasdaq continúa sin casarse con nadie.

Sin embargo, no parece ser por falta de ganas. Después de dos fallidas ofertas de compra sobre la Bolsa de Londres (LSE, en sus siglas en inglés), la Bolsa electrónica estadounidense podría haber perdido el interés por la británica. Así, Nasdaq está estudiando la posible venta de su participación del 31%, con el objetivo de destinar unos 1.000 millones de dólares (741 millones de euros) a reducir su endeudamiento y a recomprar acciones propias.

La compañía, que ha contratado los servicios de JPMorgan y UBS Investment Bank como asesores, pronosticó que, si la operación se lleva a cabo, su beneficio por acción del próximo ejercicio se incrementaría en un rango de entre 0,30 a 0,35 dólares (0,22 a 0,26 euros) y que no contempla vender su participación a un único comprador, o a personas conocidas por el operador que actúen en concierto, debido a su interés de dividir el 30% de los derechos de voto de LSE.

OMX, su próximo objetivo

Y es que, en un escenario de fusiones que crean grandes gigantes bursátiles, ninguna acción es aleatoria. Así, el Nasdaq ha movido ficha hacia otros horizontes y el operador centra ahora su interés en la compra de la Bolsa nórdica OMX.

Pero no está solo. El viernes 17 de agosto el operador bursátil Borse Dubai lanzó una oferta pública de adquisición sobre el 100% del capital social de su homóloga escandinava OMX a un precio de 230 coronas suecas (24,52 euros) por acción, lo que valora a la compañía nórdica en 27.700 millones de coronas (unos 2.953 millones de euros).

De esta manera, la oferta del operador árabe entra en competencia con la presentada el pasado mes de mayo por Nasdaq, que ofertó 208,1 coronas suecas (22,45 euros) por cada acción de la rectora del parqué sueco. Por su parte, OMX indicó que 'tomaba nota de la oferta no solicitada' presentada por Borse Dubai y que la comparará con la de Nasdaq.

Bolsas y Mercados Españoles, mientras tanto, no se queda atrás y ha decidido comprar el 5% del capital del parqué mexicano en la oferta pública de venta que realizará en los próximos meses.