Industria del cine

'Terminator 4' y 'El Hobbit' peligran por la incertidumbre

Los tentáculos de la crisis crediticia llegan también a Hollywood. Según el Financial Times, Goldman Sachs ha renunciado a su compromiso con los estudios Metro Goldwyn Mayer para recaudar hasta 1.000 millones de dólares -unos 746 millones de euros- para financiar sus próximas películas.

'Terminator 4' y 'El Hobbit' peligran por la incertidumbre
'Terminator 4' y 'El Hobbit' peligran por la incertidumbre

El periódico británico explica que el dinero habría financiado producciones como El Hobbit, de la saga de El Señor de los Anillos, y la cuarta parte de la franquicia Terminator. Pero aunque la incertidumbre que ha creado la crisis crediticia es fuerte, todavía no está todo perdido. Goldman no ha querido comentar la información, pero el diario asegura que no ha renunciado a captar los fondos, sino que ha trasladado su compromiso firme a una promesa de hacer sus mejores esfuerzos para conseguir el dinero. Lo que está fuera de duda es que la operación se retrasará.

Pero ni Endemol ni los grandes estudios de Hollywood son los únicos afectados. La adquisición de Boots por parte de KKR también se ha visto salpicada, al igual que Cadbury o Sainsbury's. Y ayer fue la química holandesa Akzo Nobel la que se llevó el varapalo bursátil de la incertidumbre. Las acciones de esta compañía se desplomaron un 8% ante los temores de que la venta de una de sus filiales a Schering-Plough no pueda realizarse. 'Creo que Akzo todavía no ha recibido el dinero', explicaba ayer un gestor de fondos. Y este dinero tiene un destino muy claro: financiar a su vez la compra de Imperial Chemical Industries (ICI), por unos 11.750 millones de euros, así que los inversores temen una reacción en cadena. Akzo ha negado que haya ningún problema con estas operaciones.